fbpx

¿Por qué ahora que ha pasado el aislamiento hay tantos casos de niños con ansiedad y depresión?

Quizás pensabas que era más normal que durante el aislamiento los niños y jóvenes pudieran sentir miedo, depresión o ansiedad. Sin embargo, el evento estresante ya ha pasado y es ahora cuando esos síntomas aparecen de forma más intensa. Los motivos son varios:

 No ha habido prevención

Hay algunas investigaciones que sugieren que es importante intervenir antes de que un niño en riesgo o ansioso desarrolle un trastorno de ansiedad completo. Lo que significa, que es probable que antes del COVID, ya tenían síntomas y hubiera sido necesario que recibieran un tratamiento. Ante la falta de ese tratamiento, los síntomas son más intensos. De hecho, los últimos casos que hemos recibido coinciden con esto.

Dificultad para saber lo que es ansiedad

Tan solo el 1% de los jóvenes con ansiedad busca tratamiento en el año en que comienzan sus síntomas, y la mayoría de los síntomas de ansiedad no se tratan durante años. No sólo les pasa a los niños, en general, los adultos que no tienen conocimientos sobre la ansiedad, también les cuesta poner nombre a lo que sienten.

Las emociones de la familia se contagian

Los hijos de padres o madres ansiosos tienen cinco veces más probabilidades de desarrollar un trastorno de ansiedad. Es inevitable que la situación esté pudiendo contigo: pérdida de trabajo, situación económica, falta de conciliación laboral…Quizás tú gestiones mejor la ansiedad o la tensión de estos últimos meses, pero tu hijo/a no tiene los mismos recursos de gestión emocional y es preciso ayudarles.

Aumento del uso de redes sociales, disminución de actividades al aire libre

No hay que demonizar a las nuevas tecnologías, sobre todo porque no sé qué hubiera sido de todos nosotros sin las pantallas. No obstante, ese abuso ha supuesto un coste, aunque las nuevas tecnologías en sí tengan ventajas. De hecho, un estudio demuestra que la cantidad de tiempo dedicado al uso de las redes sociales se relaciona directamente con mayores síntomas de ansiedad y una alta probabilidad de cumplir los criterios para un trastorno de ansiedad. Muchas veces, eso puede ser tanto porque las redes sociales pueden ser una fuente de estrés como porque a veces se buscan las redes sociales para aliviar la ansiedad.

Según un estudio de Save The Children, los menores corren el riesgo de sufrir trastornos psicológicos permanentes. No es de extrañar, ya que no poder salir a la calle para jugar, el aislamiento social (sobre todo cuando eres pequeño), el cambio en sus rutinas (nada de colegio) o el estrés prolongado puede provocar en los niños y niñas problemas de salud mental. Por esto, te ofrezco claves para ayudarles con la adicción a las nuevas tecnologías.

¿Qué estrategias ayudan para proteger la salud mental de los adolescentes durante el coronavirus?

Reconocer cuando la ansiedad es intensa y necesitan tratamiento

El primer paso para ayudar a los jóvenes es identificar correctamente los síntomas de ansiedad. El último informe del Instituto de la Mente Infantil (Child Mind Institute) señala que el 80% de niños y adolescentes con trastornos de ansiedad no reciben tratamiento.

En gran parte, es porque tanto a niños como a adolescentes les cuesta identificar los síntomas que sienten:

depresión infantil síntomas

  • Dolor de cabeza o de estómago barriga: Es más fácil que piensen que es debido a que les ha sentado mal la comida que a que lo relacionen con algo psicológico. De hecho, cuando sufren ataques de ansiedad acuden al médico y luego les sorprenden que les deriven a un sitio como Ayudarte.

 

  • Problemas para dormir y cansancio: Es cierto que las rutinas están más alteradas. No obstante, no tener un sueño reparador o no poder dormir porque tus preocupaciones no te dejan dormir, es un síntoma de ansiedad. Los miedos más comunes tienen que ver con el miedo al contagio, muerte de sus seres queridos, miedo a salir a la calle…

 

  • Irritabilidad, agitación, nerviosismo y enfado: A veces lo achacas a que tiene un mal día, pero cuando ese mal día dura varias semanas tienes que empezar a plantearte que quizás pasa algo más allá.

 

  • Alteraciones en su apetito: La ansiedad puede aparecer tanto por comer grandes cantidades comida o justo lo contrario, sentir que se te cierra el estómago.

 

  • Dificultad para concentrarse.

 

Reconocer que es normal sentir ansiedad

Según un informe de Unicef, el 88,9% de los padres en España han notado cambios emocionales y en el comportamiento de sus hijos durante el estado de alarma. Sin embargo, el “ya pasará”, “ya se adaptará” sigue imperando en muchas cosas. Sentir ansiedad es la emoción más natural que existe tras una pandemia, lo que debe preocuparnos es que, como familia, infravalores esa ansiedad o pienses que un niño/a no puede sufrir ansiedad.

La pandemia ha afectado a todo el mundo, independientemente de si tienes una patología previa.

Esto último, es un factor de riesgo, sin embargo, no es un factor determinante para tener ahora ansiedad. De hecho, algunas de las familias incluso nos han manifestado lo felices que han estado de haber acudido a nosotras las primeras semanas de la pandemia o al haber visto algún síntoma, ya que eso les ha ayudado a sobrellevar como familia mejor la pandemia. Así que cuanto antes quites el estigma obsoleto de “ir al psicólogo es cosa de locos”, mejor. Ir al psicólogo es cosa de personas que quieren sentirse bien con ellas mismas.

Tu hijo se adapta, pero sufrir ansiedad no es síntoma de debilidad sino de haber estado “luchando” a tu lado ante lo desconocido. Por tanto, si empiezas a ver los síntomas que te he citado anteriormente, actúa y no esperes más. Es un momento perfecto para enseñarle estrategias útiles que le ayuden.

 

Hablar de cómo se sienten

A veces, tu propio hijo puede resultarte un enigma. Se encierra en sí mismo y te cuesta llegar a su mundo. Como siempre digo, quizás tú no eres la persona indicada, quizás no puedas solucionar años de no hablar de sentimientos en una semana. Sin embargo, todos podemos aprender. A día de hoy hay muchas familias que se han dado cuenta de la importancia de la inteligencia emocional. Es importante promover que tu hijo sepa identificar, expresar y gestionar adecuadamente sus emociones. Una opción que ayuda y alivia sus preocupaciones es hablar. No sermones, nada de juzgar y quizás ni siquiera consejos si no te los pide. La escucha activa será tu máximo aliado.

¿Cómo ayudar ahora a mi hijo/a?

En el estudio, ya sabes que nos encanta no sólo proponerte, sino poder ayudarte en ese camino. Sabemos que las tips que te damos son difíciles de poner en práctica y por eso,te dejamos un vídeo que habla sobre la depresión

 

Además, hemos diseñado los siguientes talleres y si quieres más información te dejo el enlace para que te descargues el catálogo de talleres presenciales de Ayudarte:

taller verano

Taller presencial “Emociones y habilidades sociales” para niños de primaria

En palabras de Goleman “La capacidad de expresar los propios sentimientos constituye una habilidad social fundamental”. Por eso, en este taller tenemos como objetivo prevenir. Si, al principio del artículo te comentábamos la importancia de mejorar sus habilidades antes de que suceda ningún problema.  Por tanto, en el taller abordaremos la identificación, expresión y gestión emocional, así como la mejora de sus habilidades sociales. Porque trabajar las emociones es una inversión para que tu hijo se sienta bien consigo mismo y con las demás personas a su alrededor.

 Taller presencial “Desarrollo de emociones”

Si estás en Gijón, no te puedes perder este taller. Profundizar en las emociones y formarte sobre ellas, es básico para poder ayudar a un niño/a.  Por eso, el objetivo es ofrecerte pautas y estrategias para desarrollar el mundo emocional de niños/as y adolescentes a través de nociones clave, juegos, cuentos y actividades que puedas desarrollar en casa o como educador.

 El taller online “Desarrollo y juega. Taller de desarrollo infanto-juvenil”para familias y educadores.

Porque por mucho que ayudemos a los niños, es muy importante que el ambiente actúe en consecuencia e ir todos en la misma línea.En el taller vas a aprender sobre diferentes temáticas importantes en el desarrollo de un niño/a y adolescente: estimulación temprana, potenciar el lenguaje, desarrollar su inteligencia emocional, fomentar una alta autoestima, propiciar unas buenas habilidades sociales y mejorar las relaciones familiares.

En ese taller encontrarás conocimientos prácticos que te ayudarán luego a desarrollar actividades, juegos y cuentos que te proponemos dentro del taller, pero también a descubrir ideas para otros materiales que puedas tener en casa.

Tenemos muchas ganas de que muy pronto puedas adquirirlo en nuestra tienda online, pero de momento, te dejamos el catálogo sobre el taller online para que le eches un vistazo.

¿Y tú qué opinas? Si te ha gustado el artículo, compártelo para que puedas ayudar a otras familias. Compartir es de guapas 😉

Pin It on Pinterest

Share This
Abrir chat