fbpx

psicomotricidad? La verdad es que no, pero una cosa es saber qué es y cuáles son sus beneficios y otra ofrecerte ejercicios útiles y empezar a profundizar más en el tema, ya que en el estudio acuden muchos peques con este tipo de dificultad. Por eso en esta ocasión, Paula Peón, experta en educación infantil, nos sorprende con algunas pautas para realizar algunos ejercicios psicomotrices básicos cómodamente en casa. Antes de profundizar en el tema,es relevante que sepas que existen materiales específicos para trabajar la psicomotricidad en los más pequeños/as, que desgraciadamente no resultan muy económicos ni prácticos de guardar en casa (me permito el lujo de ser completamente sincera contigo) así que obviando dichos materiales y aunque parezca increíble, tú desde casa puedes trabajar la psicomotricidad a través de sencillos ejercicios. Y como a nosotras no nos gusta quedarnos en la superficie del tema, vamos a darte algunas pautas por si te animas a practicar en casa. actividades psicomotrices niños 1. Idear un recorrido con cojines y trapos, cuerdas, sillas, aros, juguetes.. que le sirvan como obstáculos de tu peculiar sala de psicmotricidad, es una muy buena idea, ya que la novedad despertará la curiosidad del más pequeño/a y le motivará a seguir explorando. 2. Otra muy buena actividad con la que puedes fomentar un hábito saludable es la de subir más por las escaleras y dejar de lado el ascensor. 3. También contamos con la inestimable ayuda de los juegos populares como: El corro de la patata, Palomita blanca es, El Cascayu (La Rayuela) que también te brindan la oportunidad de trabajar ejercicios psicomotrices.ayudarte estudio psicologia ejercicios psicomotricidad 4. Tampoco debemos olvidarnos de los parques infantiles con columpios, cuerdas, toboganes, paredes de escalada, balancines… etc que como habrás imaginado son una fuente inagotable de este tipo de actividades. La idea no es sólo ir al parque, sino que le saque provecho a las actividades que ofrece. Normalmente, lo que más les cuesta lo suelen dejar de lado y ahí es dónde intervienes tú. No se trata de forzar, pero si de promover que vaya a las que más difícil psicomotrizmente le resulta. Debes tener en cuenta que la dificultad de los ejercicios o actividades que realices a cabo debe ser progresiva, de menos a más, y no te olvides de la importancia de motivar al pequeño/a felicitando sus progresos y animándole a seguir y continuar superándose. En resumen, cualquier actividad que implique escalar, correr, saltar, trepar, brincar, andar, tirar, empujar… es una excelente actividad en este sentido para trabajar la psicomotricidad gruesa. ¿Y qué mejor que aprovechar esas actividades para pasar un rato juntos? Ir de paseo, hacer alguna ruta, jugar a ver quien sube más rápido las escaleras.. ¿Y para trabajar la psicomotricidad fina? (Que es la que requiere un mayor control de las articulaciones de la mano) podemos mismamente animarle a dibujar o a realizar manualidades juntos. Como ves, no es difícil trabajar aspectos psicomotrices desde casa y como siempre, nos da la oportunidad de pasar más tiempo juntos compartiendo gustos y aficiones con la persona a la que más queremos en el mundo. ¿Qué hay mejor que eso? Y para tu peque, ¿cuál es su actividad psicomotriz favorita? ¿Prefiere las de psicomotricidad fina o gruesa? Estaremos encantadas de que nos ayudéis a ampliar la lista con las actividades favoritas de tu hijo/a.]]>

Pin It on Pinterest

Share This
Abrir chat