fbpx

Con la llegada de la primavera, muchos padres deciden que es un buen momento para que su peque dé un paso más en su desarrollo y comience a hacer pis o caca en un orinal. No obstante, lo que puede parecer una buena idea inicialmente, acaba convirtiéndose en un gran problema familiar y un motivo de consulta para muchos padres que se acercan al estudio. Por eso, si has decidido empezar o estás en el proceso de quitarle el pañal, hoy te ofrecemos unos consejos útiles que te ayudarán a que tengas éxito durante el proceso. pautas quitar el pañal recomendaciones niños En el artículo de hoy, vamos a hablar de los requisitos que son necesarios para empezar a quitarle el pañal:

  1. ¿Tiene la edad adecuada para comenzar? No existe una edad en la que se sepa con certeza que vas a tener más o menos éxito, pero se estima que un niño puede empezar sobre los 2-3 años a estar preparado, todo depende de sus capacidades. Es importante respetar sus tiempo, por eso, aunque esto no es una regla exacta, es normal que  este proceso se pueda alargar hasta los 5 años de edad y este es un dato que muchos padres olvidan, siempre se piensa que ir al baño es algo sencillo y que en un mes estará resuelto, pero lo cierto es que no siempre es así porque requiere de muchas habilidades. Si muchas veces los padres insisten tanto en que lo logre es porque se exigen muchas veces desde la escuela que sea así. Sin embargo, esa es tu prisa, no la de él/ella. En muchas ocasiones, si tu le dejas más espacio, son ellos mismos los que pedirán que se lo quites bien porque ven a otros niños sin pañal o porque les empezará a molestar. Esa es la mejor de las señales para iniciarse en todo el proceso, ya que necesitas su colaboración 100% en este asunto, y si se lo quitas antes de tiempo pueden sentirse inseguros y tener miedo a ir al baño o a hacer caca. Cuando esos sentimientos aparecen, suelen ir acompañadas ciertas rutinas. Por ejemplo, se esconden, tratan de retenerla sentándose o incluso la empujan para adentro para que no salga. Todo estos intentos, no son más que la forma de expresarte que no está preparado y que tiene miedo.
 
  1. ¿Tiene algún problema físico? Si tu hijo es estreñido, tiene problemas de motricidad, es poco autónomo, no se expresa o pide ayuda… serán factores que sin duda dificultaran que la adquisición pueda prolongarse más o menos tiempo y que debes tener en cuenta para no presionarlo. Por ejemplo, si está estreñido, es muy probable que le duela más que a los demás y no quiera hacerse daño o si no sabe desabrocharse los botones del pantalón, será muy dependiente de ti. En ese caso, debes adelantarte a este tipo de situaciones para que no se frustre ni tú antes de tiempo. En el caso de estar estreñido, ellos no saben que deben de hacer para estar mejor y a pesar de que tú sabes que la solución es ir más a menudo, es necesario que se lo transmitas a ellos. Precisamente en el estudio, le pasó eso a un niño que acudió con nosotros y lo que más trabajamos cuando a él le dolía tanto es que nadie podía ayudarle, sólo podíamos estar a su lado, pero tenía que ser él y que si dolía la barriga, tenía que ir al baño para que dejara de doler. Todo esto, lo trabajamos con cuentos y juegos porque evidentemente es necesario acercarle a esa idea.
 
  1. ¿Hay algún cambio en su vida? Una vez iniciado el proceso del control de esfínteres es importante que orinal pañal hijo niños tengas en cuenta que cualquier cambio en su vida puede hacer que tu hijo se estanque durante el entrenamiento. Por ejemplo, llegada de un hermanito, cambio de residencia o de centro educativo, discusiones en casa… A todo el mundo le afecta los cambios y con el entrenamiento de la caca ya vamos a someterle a un cambio importante en su rutina (no olvidemos que antes de eso, hacía caca libremente en su pañal sin preocuparse de si tenía ganas y podía continuar jugando alegremente, a partir de ahora eso ya no volverá a ser así). Por eso,empezar teniendo una nueva rutina va a ser muy importante en todo este proceso y muchas veces desde el estudio elaboramos con los papis una nueva rutina con muchos dibujos para que lo comprendan. De todas formas, eso no significa que si suceden vayas a tener problemas, pero sí que deberías tenerlo en cuenta para que tenga los menos cambios posibles. A veces también sucede que una vez que controlan sus esfínteres, se producen esos cambios y ellos van hacia atrás haciéndose caca o pis cuando podían permanecer secos toda la noche. En ese caso, lo mejor es que hables con él para tratar de solucionar el problema de base y sino sabes como hacerlo, recurras a un profesional.
 
  1. ¿Cómo se vive en casa? Muchos son los padres que viven angustiados porque una vez que se le quita el pañal, el niño empieza a negarse ir al baño, bien porque tiene miedo o se enfada, todo eso puede llegar a desembocar en que se acabe estriñendo. Vivir con normalidad el proceso, como si se trata de cualquier otra cosa, ayudará mucho y aunque al principio se piensa que será un período breve, cuando vemos que los días pasan, no se obtienen los resultados que creíamos, el temor aparece y con él las exigencias. Es más, en el estudio simplemente con seguir este requisito, hemos conseguido que muchos padres necesitarán una pocas sesiones para obtener resultados. ¿Cómo es eso posible? Porque que te pregunten cada hora si tienes ganas de ir baño o que te fuercen, no va a ayudar en absoluto a darle la confianza que necesita. Si hay que elegir entre forzar o que se divierta, prefiere hacerlo divertido. Querer controlar lo incontrolable no es buena señal, como padres hay cosas que escapan de tu control y debes darle el espacio que necesita tu hijo. Como siempre decimos, las prisas y las expectativas que tenemos en él, son tuyas y no de tu hijo. Y es que como dice Carlos Gonzaleshagas lo que hagas, tanto si lo hace todo bien como si no hace nada de nada, su hijo aprenderá” ¿o ves a muchos adolescentes y padres con pañales por no haber aprendido?
Lo importante en cualquier aprendizaje es que tu hijo se sienta querido, que sepa que estás ahí para ayudarle y sea capaz de pedir ayuda si lo necesita. En caso de que veas que se está generando un problema o la situación te está superando, es importante que no olvides que tú también puedes pedir ayuda para sobrellevar mejor esta situación. Ahora nos encantaría saber tu opinión, ¿tu hijo ha tenido problemas cuando se quitó el pañal? ¿cuál fue el consejo que más te ayudó en todo el proceso? ¡Cuéntanos tus dudas, experiencias o problemas sobre este tema!]]>

Pin It on Pinterest

Share This
Abrir chat