fbpx

Adolescentes en casa, ¿qué hago?

A la sociedad le preocupa cómo les afecta a los niños, sin embargo, a mí me preocupa cómo el aislamiento por el coronavirus está afectando a tu hijo adolescente. Con encierro o sin él, algunos/as tienen problemas para acatar normas o hablar con sus padres sin acabar discutiendo. Por ello, te ofrezco una serie de claves que te ayudarán a convivir con tu hijo /a adolescente mientras que dure el confinamiento en casa.

Los roces en la convivencia son normales, no creo que eso haya cambiado. Quizás lo que si lo ha hecho es que convivís en un espacio cerrado y no podéis salir, lo que hace que los nervios y la irritabilidad puedan llegar a empeorarlo. Puede que no sepas como vas a llevar este mes de una forma tranquila y en armonía.

No te dejes llevar por pensamientos negativos sobre lo que es la adolescencia durante este aislamiento

Si quieres conseguir mejorar el ambiente en casa y conocer un poco a tu hijo adolescente durante el aislamiento por el coronavirus, voy a tener que traducirte de a adulto a adolescente.

Por un lado, puedes pensar que tu hijo/a adolescente no mira a largo plazo y se ha tomado las rutinas del colegio de forma sabática, puede que tengas comportamientos que te puedan parecer egoístas e incluso inconscientes queriendo salir a toda costa para ver a sus amigos o simplemente para salir a la calle. Pero no te dejes llevar por esos pensamientos, un adolescente es más que eso:

adolescente coronavirus aislamiento ayudarte estudio psicologia
  • Empáticos y solidarios. Sólo necesitan en que tú les guíes en esa dirección: haciéndole saber claramente y de forma directa que necesitas que te ayuda con las tareas de la casa, a ser un/a profesor/a para sus hermanos/as…
  • Son creativos si les das un rol: Los que conocen más de tecnologías, sin duda, son tus hijos. Ellos son los que me descubren cientos de apps, pelis o cómo manejar problemas con el ordenador. Así que dales un rol de experto en casa. Tú puedes aprender y mucho con ellos si les escuchas y dejas que te ayuden. Además, si les escuchas, te darás cuenta de las ideas tan creativas que tienen para solucionar ciertos problemas, para otros, te necesitarán a ti.
  • Son profundos, puedes llegar a tener conversaciones que nunca podrías tener con un niño. Si no me crees sólo tienes que ir a los grandes temas de los que los filósofos ya hablaban: amor, libertad, justicia… te sorprenderán sus respuestas y su punto de vista. Quizás incluso te veas reflejado tú, porque defienden los temas con la misma pasión con la que antes tú la defendías.

Es posible que te sorprendan las reacciones que tienen si les das una oportunidad, por eso, es importante hablar sobre qué puedes hacer en una situación así.

Pautas para sobrellevar el coronavirus, el aislamiento y vivir con un adolescente

Esta situación es temporal, así que vamos a verlo como una oportunidad extraordinaria para compartir tiempo con tu hijo de una forma diferente a la que la has hecho hasta ahora. La labor de educador nunca termina, por muy mayores que sean. Te propongo diferentes claves para mejorar el aislamiento y la relación con tu hijo adolescente en estos días:

adolescente corornavirus aislamiento ayudarte estudio psicologia

Escucha lo que te dice, entiende sus necesidades y no le juzgues.

El primer error que, a veces cometemos, es que cuando nos habla un poco empezamos a interrumpirle o hacer un interrogatorio. Puedes pensar que eso es mostrar interés por lo que te está contando, pero no es así. Para no agobiarle, límitate a escucharle, no infravalores lo que te está contando (porque él o ella lo están viviendo como el drama que te te están contando) y plantea soluciones reales.

No siempre tienes que tener una respuesta a todo, puede que simplemente quiere desahogarse contigo sobre cómo está viviendo el aislamiento. Por ejemplo, puede que te esté contando que quiere ver a su pareja. Tú puedes decirle que aunque sientes mucho la situación, ver a su pareja cara a cara no es una opción. No obstante, puede ser creativo utilizando las videollamadas.Por ejemplo, puede compartir tiempo con él o ella mientras ves una película o jugando online, aunque no sea de la forma que le gustaría. Sin embargo, te gustaría que no estuviera 24 horas pegado a las pantallas y a las nuevas tecnologías.

Respeta su espacio y negocia

Hay cosas negociables, otras por desgracia no. Por ejemplo, quizás puedes dejarle estar en su cuarto, pero no todo el rato y que comparta algún momento familiar. Quizás él o ella no quiera compartirlo todos o la forma que entiendes tú por compartir el espacio. En vez de pensar tú, pensad los 2 cómo sería la mejor forma de compartir ese espacio.  

No consiste sólo en decir “no” o de dar largas explicaciones, sino en aportar soluciones, sobre todo cuando tu hijo trate de ser flexible. Para los adolescentes su vida social y en muchos casos el salir fuera es totalmente imprescindible. Así que quizás es importante pensar en actividades que les relajen. Por ejemplo, deporte en casa, aprovechar para que sea la persona que saque al perro durante esos minutos al día, alargarle un poco más los momentos de redes sociales o incluso dejar que esté en su habitación sin acudir cada dos minutos… Puede que no sea la solución, pero quizás alivie la tensión y el agobio que está sintiendo en ese momento.

 No quieras ganar las batallas que no has ganado nunca de golpe

Estamos en una situación crítica y no se ha creado para que recuperes el tiempo perdido de repente. No pretendas que pase mucho tiempo contigo, haga sus tareas de casa, sea amable y colaborador y haga sus deberes todo al mismo tiempo. Debes fijarte un objetivo en este encierro. Piensa en algo que de verdad te gustaría lograr aprovechando que estamos aislados y cíñete a ello durante estas 3 semanas.

Gestiona tus emociones sin desbordarte con las personas de al lado.

adolescente aislamiento coronavirus ayudarte estudio psicologia

Sólo se discute para llegar a soluciones, no para empezar conversaciones del pasado. Durante el encierro, quizás es importante que ambas partes manejéis el autocontrol en vuestra conducta y emociones. Recuerda que dos no discuten si uno no quiere. Así que la mejor manera cuando crees que vas a perder el control es alejarse físicamente unos minutos de la situación. Vete a otra habitación, en lugar de querer zanjar si o si una discusión.

Hay momentos para hablar y otros en los que debes respetar su espacio. Si te dice que lo dejes y se va, no le persigas porque quieras pasar tiempo con él o ella. Quizás en ese momento no es capaz de explicarte con palabras lo saturado/a que está y esa es su manera de marcar esa distancia para no iniciar una nueva pelea. Para algunos el encierro resulta fácil, para otros, puede llegar a ser difícil si el ambiente es demasiado tenso. Así que si tu hijo o hija es de estos últimos, lo mejor es tener una actitud y una comunicación positiva. No te dejes lleva por la irritabilidad de los demás.

Si quieres ampliar información, te dejo el vídeo de youtube que hemos colgado sobre el tema 😉

Ahora sólo me quedaría preguntarte a ti ¿cómo estás llevando el encierro? ¿cómo está tu hijo/a? ¿qué nuevas rutinas u objetivos te has fijado para combatir este aislamiento por el coronavirus?

Cuéntanos todo todito en comentarios o nuestras redes sociales y difunde el artículo si te ha parecido interesante.

Pin It on Pinterest

Share This
Abrir chat