fbpx

A menudo llegan familias al estudio preocupadas porque sus hijos/as tienen un rendimiento académico muy bajo. La frase que más escuchamos es que los ven “muy desmotivados” ante cualquier tarea escolar y que no tienen ganas de hacer nada. Y, generalmente, es cierto, la poca motivación para estudiar es una realidad.

Como sabemos que es difícil entender ciertas partes de la motivación, hemos elaborado un vídeo dónde te explicamos muchas cosas y ampliamos información del post, así que ¡anímate y échale un vistazo!

 

 

¿Por qué mi hijo/a poca motivación para estudiar?

Está desmotivación puede deberse a múltiples factores que se han ido encadenando a lo largo de la etapa académica, te vamos a citar algunos de los más comunes problemas de motivación para estudiar:

Baja autoestima

Muy a menudo la baja motivación va de la mano de una autoestima muy baja. Son frecuentes los pensamientos negativos sobre sí mismos y las etiquetas, factores que habrá que trabajar para aumentar esa motivación. Pensamientos como “soy un vago”, “no seré capaz de hacer este ejercicio”, “molesto siempre en clase”, “no entiendo los ejercicios nunca… son los más nombrados en nuestras sesione. De hecho, en el artículo.¿Mi hijo/a es un vago o vaga? Tips para combatirlo, te ofrecemos consejos.

Dificultades de aprendizaje

Si le cuesta estudiar por falta de comprensión, problemas de atención o no tener un método adecuado de estudio en el que ve que pasa mucho tiempo, pero sin obtener el resultado esperado… Si no nos sentimos capaces de estudiar una asignatura bien porque nos cuesta o porque sentimos que no tenemos las herramientas adecuada, la dejaremos más de lado.

El contexto poco estimulante o la actitud del docente

A veces, la metodología del profesor (más participativa o menos), las actividades que les pueden resultar poco estimulantes, los recursos que se emplean en clase (clases magistrales orales o a través de las nuevas tecnologías, ayudas audiovisuales como películas, presentaciones en powerpoint, videos…) o incluso que la personalidad del profesor/a es más motivante porque el alumno piensa que es más afín a él, a sus ideas o a su forma de personalidad… Estos factores, a veces son determinantes. Si los alumnos/as piensan que el profesor/a no cree en ellos, no les comprende…hay veces que nos han llegado a decir que dejan de lado ciertas asignaturas.

Momento del curso

No es lo mismo al principio del trimestre que al final del trimestre. Normalmente, ahora los estudiantes manifiestan que se encuentran cansados y con ganas de vacaciones.

¿Por que es tan importante la motivación en los estudios?

Pero… ¿por qué es tan importante esta motivación? Porque está directamente relacionada con el aprendizaje y con la memoria. De forma breve, en nuestro cerebro existe el llamado “circuito del placer”, lugar donde se generan los niveles más altos de dopamina (que es un neurotransmisor).

motivación para estudiarEste circuito, se activa cuando recibimos estímulos que nos producen sensaciones placenteras, haciendo que estímulos asociados a esa situación en concreto hagan que la conducta que nos ha producido ese placer se repita. Por ejemplo, si de pequeños tuvimos experiencias positivas y placenteras con la lectura, nuestro cerebro asociará esos estímulos con algo positivo que quiere que se repita. Al contrario, si hemos asociado esa situación a algo negativo, no nos producirá placer y no nos sentiremos motivados para llevarla acabo.

Sabiendo esto… ¿por qué decimos que la motivación y la memoria están relacionadas? Porque si algo nos produce placer y sensaciones positivas, nuestro nivel de atención aumenta, por lo tanto, seremos capaces de concentrarnos en ello durante un periodo más largo de tiempo.

Cómo motivar a tu hijo/a para estudiar

Por todas estas razones, desde Ayudarte Estudio de Psicología consideramos imprescindible trabajar esta motivación y automotivación. En este contexto existen dos tipos de motivación: la intrínseca y la extrínseca.

Motivación intrínseca

desmotivacion academicaLa motivación intrínseca es aquella que nace de la propia persona.Trabajando la motivación intrínseca lo que estamos consiguiendo es que los niños/as con los que trabajamos marquen sus propias metas y objetivos, hagan las cosas por el placer propio de hacerlas adecuadamente y ganen en valores como la capacidad de esfuerzo y la constancia.Te ofrezco algunos ejemplos de motivación intrínseca:

  • Aprender sin importar la nota por hacer un trabajo
  • Presentarte a los exámenes o hacer trabajos para subir nota por el hecho de que te encanta el trabajo que te han propuesto o quieras consolidar los contenidos.
  • Disfrutar yendo al colegio o al instituto
  • Ampliar la información que se da en clase porque sientes curiosidad…

Motivación extrínseca

motivación-recompensa- estudiar La motivación extrínseca es aquella que está fuera del control de la persona, si no que se recibe a través de refuerzos positivos y negativos.Si trabajáramos aisladamente con la motivación extrínseca (que sería la más fácil de conseguir porque lo haríamos a través de refuerzos externos), estaríamos potenciando que realicen sus responsabilidades SOLO por la recompensa que después recibirán, en lugar de por ellos mismos. Además, estaríamos educando a niños/as muy dependientes que necesitan la aprobación de su entorno.

  • Ir al colegio/instituto porque te van a comprar la última play o un móvil, etc.
  • Sacar buenas notas porque esperas la aprobación y los elogios de tu familia o amigos/as
  • Estudiar porque buscas mejorar tu autoestima a través de esas notas. “Tú vales, lo que marque la nota”
  • Participar en clase porque crees que te darán mejor nota, no porque tengas curiosidad o te interesa, sino por quedar bien delante del profesor y que te suba la nota.

 

En el estudio trabajamos con las dos, PERO, cobra más importancia para nosotras SIEMPRE la motivación intrínseca, ya que consideramos que es la que nos va a permitir realizar las cosas adecuadamente incluso aquellos días en los que no estamos tan motivados.

Por lo tanto, es fundamental trabajar con ambas y tener en cuenta que, la motivación extrínseca siempre debe basarse en refuerzos sociales que alienten y no que intenten generar la aprobación de los demás.

¿Y tú? ¿Has observado que tu hijo/a ha bajado su rendimiento y tiene poca motivación para estudiar? En Ayudarte Estudio de Psicología trabajamos con él potenciando su autonomía y si quieres profundizar más en ello, te recomendamos nuestro artículo sobre autonomía y estudios.

Pin It on Pinterest

Share This
Abrir chat