fbpx

En Ayudarte, hemos notado un aumento familias que acuden al estudio porque desde el COVID-19 han notado que niños/as y adolescentes presentan más problemas de conducta, miedos, cambios de humor, cansancio por no tener un sueño reparador o porque se despiertan cada poco… Todos estos síntomas los confirman la última Encuesta sobre la Salud Mental durante la Pandemia, del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), aunque nosotras ya hemos hablado de ello en más de alguna ocasión con los siguientes artículos ¿Tu hijo sufre ansiedad, miedo o depresión después del aislamiento? y Miedo y coronavirus. No obstante, ahora es una realidad más firme y es que más de la mitad de los padres españoles (52,2%) han notado algún cambio en la manera de ser o de comportarse de sus hijos durante la pandemia: más irritabilidad, tristeza, observado cambios en la forma de relacionarse con los padres (80%) o sus hermanos y aunque en menor porcentaje: cambios en el sueño o en la comida.

Te pongo un vídeo dónde explico todo esto, por si te ayuda:

¿Qué síntomas están experimentando los niños y adolescentes a partir del COVID-19?

Hay muchos síntomas que, a veces puedes pensar que no están relacionados con la pandemia que estamos viviendo. Sin embargo, las encuestas y en nuestra experiencia, te podemos asegurar que estamos viendo más niños/as y adolescentes con estos síntomas y conductas. Por tanto, si observas alguno de ellos, es importante que valores si necesitas pedir ayuda:

COVID 19 emociones conducta adolescente niño

  • Más desobedientes y contestan continuamente cuando son reprendidos
  • Se aíslan con facilidad
  • Reclaman mucha atención
  • Cambios en la forma de comportarse con sus hermanos: se pican por cualquier cosa, muestran celos o incluso se pegan.
  • Cambios «en el humor»: más agresivos, más irritables o protestan por cualquier cosa o más tristes y lloran fácilmente
  • Más retraídos
  • Más exigentes
  • Menos sociables
  • Duermen menos, les cuesta más dormirse y tienen pesadillas frecuentes
  • Peores hábitos alimenticios comen menos que antes y peor: más chucherías
  • Hábitos de vida más sedentarios: «mucho tiempo viendo la televisión, tablet o el teléfono móvil. No quieren salir a la calle y han reducido su actividad deportiva.
  • Menor capacidad de concentración de los pequeños

¿Cómo puedes ayudar en casa a mejorar el ánimo o el comportamiento en un niño/a o adolescente en el COVID-19?

Ahora que sabes que tienes un problema, te vamos a dar una serie de consejos que te ayudarán mucho a mejorar la situación en casa:

No perder el control

Para que tú no pierdas el control de la situación, es importante que empieces por ti. Para ello, no sigas aumentando la voz cuando todo se descontrolado o sientes que te ha faltado el respeto o trates de poner castigos desproporcionados puestos en caliente. Todo eso, sólo agravará la situación.

preguntas que hace un psicologo

Comunicación y empatía

Comprenderlos, no significa dejar pasar esos comportamientos o ciertas actitudes por alto.

Fomentar el deporte en sus ratos de ocio

El deporte es fundamental para mejorar el estado de ánimo, regular el sueño, reducir la agresividad y producir calma. Por tanto, aunque quizás él o ella solo no quieren, puedes intentar hacerlo más en familia. Así que ¡aprovecha a hacer más excursiones con el buen tiempo!.

Fomentar una rutina saludable de sueñorecomendaciones para dormir mejor niños

Para ello, puedes establecer horarios unas horas antes de irse a dormir sin que impliquen móviles. O utilizar visualizaciones, relajación o respiración profunda si el problema es que estén más nerviosos. Si no sabes por dónde empezar te recomiendo que leas el artículo y veas el vídeo sobre respiración profunda con niños y juegos para peques antes de ir a dormir.

Reducir el consumo de las nuevas tecnologías

Proponles juegos educativos que puedan realizar solos, con sus hermanos o en familia. Tratando de que no sean competitivos, sino cooperativos. Como en el artículo dónde te hablamos de las ventajas de juegos cooperativos y algunas recomendaciones 

Si todo eso, no funciona, quizás es necesario que acudas a un especialista. Nos empeñamos en resolver el problema dentro del ámbito familiar. No quieres fallar a tu hijo/a si acudes a un sitio, temes que otro profesional no consiga ningún resultado… etc…. Está claro que nadie quiere ver sufrir a un hijo/a, pero siguen existiendo ciertos problemas para pedir ayuda y eso, es una realidad. Una realidad que ha reflejado la encuesta del CIS y que es un tanto desesperanzador. Un 87,4% no ha llevado a sus hijos/as a un profesional de la salud mental para solicitar ayuda y casi un 93% no tiene pensado hacerlo. Así que no seas de ese 87% y ayúdales a que estén mejor.

Ahora nos encantaría saber tu opinión sobre los cambios de humor o comportamiento en niños y adolescentes en el COVID-19. ¿Has notado este tipo de cambios en tu hijo/a? ¿le llevarías a un especialista o crees que siguen existiendo muchos tabúes con el tema de ir al psicólogo? Te leo en comentarios 😉

Pin It on Pinterest

Share This
Abrir chat