fbpx

¿Crees que la depresión es común en niños? ¿Es más frecuente en niños o en niños? ¿Qué causa la depresión infantil? La depresión infantil es un trastorno complejo y difícil de diagnosticar en gran parte por las ideas erróneas que tenemos acerca de él. Si tu hijo no es capaz de hablar de sus emociones es complicado que tú como madre o padre puedas identificarlo y darle la ayuda que necesita. Por eso, hoy nos libramos de prejuicios y mitos sobre la depresión infantil.

No te pierdas el artículo y el vídeo sobre los mitos de la depresión infantil

 

Uno de los mayores temores de cualquier madre o padre es que su hijo no sea feliz. Sin embargo, no hablar de ello no va a hacer que no suceda o no exista. Por eso, son importantes artículos como los de hoy que nos acercan un poco más a este tipo de trastorno y pueden ayudarte a despejar ciertas dudas.

depresión mitos y realidades en niños

“La depresión es algo de adultos, los niños no se deprimen”

La depresión es un trastorno muy conocido por todos nosotros, aunque partimos de un error de base y es que pensamos que solo afecta a los adultos, al igual que otros trastornos como la ansiedad y nada más lejos de la realidad. Es lógico que puedas llegar a pensar eso, ya que hasta 1970 los psicólogos también lo pensábamos. Sin embargo, las investigaciones de años posteriores llegaron a conclusiones opuestas. Los niños se deprimen, pero lo hacen de una forma diferente a la de los adultos, es más en ellos, puede darse en forma de rabietas e irritabilidad. Además, los niños tienen 2 períodos muy sensibles en su desarrollo, el 2% -5% empiezan a edades tempranas (muchos de ellos en inicio del colegio o la escuela) y entre el 4%-8% lo desarrollan en la adolescencia. Según cómo se desenvuelvan en esos momentos críticos y las estrategias que desarrollen puede haber un mayor riesgo de sufrir una depresión.

 

“Es más frecuente en niños”

Lo cierto es que en general la depresión no entiende de género hasta que son más adolescentes y la prevalencia de la depresión empieza a ser mayor en chicas (22,3%) que en chicos (10,6%).

 

“La depresión solo depende de la personalidad de cada niño”

La persona (el 50% se puede explicar por los genes) y las experiencias personales, familiares o sociales que le haya tocado vivir a ese niño con esa personalidad concreta.

 

“La depresión es una fase de los niños, ya se le pasará”

La depresión no es simplemente estar tristeun día, es un trastorno más complejo y tiene unos síntomas para evaluarlo que deberías tener en cuenta.  Es decir, que cuando hablamos de tristeza, nos referimos a una emoción que sentimos todos y cuando se habla de depresión es un trastorno que produce malestar y condiciona la vida de la persona alrededor de más de 6 meses.

De todas formas, ya sea depresión o tristeza es importante darle importancia y ayudar a tu hijo a que lo gestione adecuadamente. Si tienes dudas te recomiendo que leas el siguiente artículo dónde explorábamos los síntomas y algunas ideas para gestionar la depresión.

 “Tener depresión es para niños/as débiles o demasiado emocionales”

La depresión no tiene nada que ver con ser débil o fuerte, con ser emocional o no. Hay una predisposición genética y ambiental. Es cómo si dices que tener cáncer es porque eres un quejica. No escoges tener cáncer, está claro que hay factores ambientales que contribuyen; pero tiene una fuerte carga génetica cómo comentaba antes. No busques culpables, sino soluciones.

 

“La depresión se la inventan o crean ellos mismos”

Una cosa es que tu hijo/a diga que tenga depresión y otra cosa es los factores observables o señales como dolores de cabeza frecuentes, preocupación excesiva, desmotivaciónTu hijo/a desconoce ese tipo de síntomas asociados a una depresión. Muchos niños cuando llegan al estudio, piensan que dónde deberían ir es al médico porque les faltan vitaminas.

 

“Que yo esté deprimida no le influye a mi hijo, es cosa mía”. 

Pensamos que podemos “fingir” delante de nuestros hijos, que no importa si yo estoy bien porque lo realmente importante es el niño. Sin embargo, si la persona que más en contacto está con el niño (en este caso tú o tú pareja) no está bien, influirá mucho en que tu hijo desarrolle o una depresión a largo plazo o cualquier tipo de trastorno afectivo. Por eso, es importante cuidarse uno mismo.

Y ahora, me encantaría saber tu opinión, ¿añadirías algún mito más sobre la depresión ¿tienes más dudas acerca de este trastorno? ¿el post te ha servido para despejar algunas dudas sobre mitos de la depresión infantil? ¿tu hijo ha sufrido o sufre una depresión? ¡Anímate a dejarme un comentario más abajo!

Pin It on Pinterest

Share This
Abrir chat