depresión como para ayudar a tu hijo si ya la tiene.   superar la depresión infantil ayudarte estudio psicologia gijonSi para un adulto es difícil manejar esos sentimientos de inferioridad, angustia o irritabilidad que pueden ir asociados a la depresión, imagínate lo que debe suponer para un niño o un adolescente que no tiene las mismas habilidades ni recursos que un adulto. Todo eso provoca una interferencia muy negativa en su día a día desde no querer salir y encerrarse en sí mismo hasta que sus notas bajes considerablemente.   Por eso, muchos padres se quedan paralizados y destrozados cuando descubren que su hijo puede tener depresión y no lo sabían. No es de extrañar que no lo supieran, ya que es importante aclarar que no es un trastorno del que se hable mucho y afecta de forma distinta a los adultos y a los niños. Por eso, la primera vez que hablo de depresión a algunos padres aparecen dos sentimientos: incertidumbre y culpa. ¿Pude hacer algo para detectarlo a tiempo? ¿Cómo puedo ayudar a mi hijo a superar su depresión?   Para contestar a esas 2 preguntas, vamos a empezar explicando algo que siempre digo en el estudio, no es algo que puedas solucionar solo. Sí que es cierto que el apoyo familiar es un elemento clave para que el niño se encuentre mejor, pero no es el único, necesitas la ayuda de un profesional y un tratamiento adecuado. Por eso, hoy te guiamos en 4 ejes fundamentales en los que deberías fijar tu atención para prevenir la depresión: superar la depresión infantil ayudarte estudio psicologia gijon niños hijos Mantén una rutina y un estilo de vida saludable: Tienes que ser consciente que los niños viven los cambios con mayor intensidad y excitación, para ellos todo es nuevo y no viven de la misma forma que tú una mudanza o la llegada del cumple. El caos y el sedentarismo genera preocupación y aunque no siempre podemos protegerlos del aburrimiento o de los problemas como nos gustaría, es importante ayudarles a que mantengan ciertos horarios para reducir sus inquietudes y enseñarles a manejar esos cambios de la forma más adecuada. No importa si en el fin de semana o en las vacaciones se altera, de lo que se trata es de mantener una cierta constancia en la medida de lo posible para que consiga dormir mejor, tener una dieta equilibrada y darle una mayor seguridad conseguirá que se sienta mejor por dentro y por fuera. A veces, puede resultar difícil cuando en casa existen problemas familiares pero la clave es buscar ayuda de un profesional.   Enséñale a gestionar sus emociones y pensamientos adecuadamente. Tenemos la mala costumbre de pensar que hay emociones buenas y malas, emociones de las que se debe hablar y otras de las que debemos fingir que no sentimos. Los primeros que lo pensamos somos los adultos y los niños acaban siendo un reflejo de esos pensamientos. Por eso, acércales a tu realidad en la medida de lo posible y que se den cuenta que tú también tienes esas emociones y pensamientos tristes. Lo más importante aparte de poder hablar de ello, es que ellos vean cómo las gestionas tú y que no les juzgues cuando te hablen de sus sentimientos. Para ello, no te dejes vencer por el “no me da tiempo” del día a día y procura encontrar momentos a solas con él. superar la depresión infantil ayudarte estudio psicología gijon   Acentúa lo positivo y refuerza su autoestima: Todos tenemos cualidades y habilidades que se nos dan mejor, aunque a veces no siempre logramos ser conscientes de ello. Es curioso como cuando los padres vienen al estudio no tienen gran dificultad en responder cuántas veces tienen que “reñir” o “que cosas hace mal su hijo” y sin embargo muchos reconocen que dan por hecho que su hijo debe saber que lo está haciendo bien y nada más lejos de la realidad. Por eso, es importante hablar sobre cosas positivas del día para que tu hijo no se encierre en una visión negativa de sí mismo y que no se siente culpable todo el rato por cosas que son ajenas a él y que no puede controlar.   Amplía el número de actividades y su círculo de amigos. Es importante animarle a que encuentre actividades que le saquen una sonrisa y le permitan conocer a otras personas. Uno de los grandes problemas cuando un niño está deprimido es que suele aislarse y pierde el interés por aquellas cosas que le hacen feliz. Probablemente no le apetezca salir de su zona de confort, pero eso no le convierte en un “vago”. Para es importante que haga deporte o actividades lúdicas durante la semana, eso conseguirá que no se centre en sus pensamientos negativos, logre concentrarse mejor y aprovechar el tiempo en el estudio o en cualquier tarea que requiera su atención. Al mismo tiempo, se sentirá mejor consigo mismo y más relajado al ver sus problemas desde otro punto de vista.   Y ahora, me encantaría saber tu opinión, ¿qué conoces acerca de la depresión? ¿tienes algún caso cercano? ¿Qué recomendarías a otros padres o madres que estuvieran en esa situación? ¡Anímate a dejarme un comentario más abajo!]]>

Pin It on Pinterest

Share This