fbpx

programa Estudio 2.0, una aproximación diferente al estudio. Hay muchos estudiantes que están desmotivados y si bien no podemos cambiar que unos profesores les comprendan mejor que otros o que se le den geniales todas las asignaturas, si que podemos darles herramientas para mejorar. Desde el estudio, cada vez más nos encontramos con el siguiente perfil de estudiante: estudio mal chicos adolescentes perfil talleres técnicas No comprende lo que leen: Inicialmente no tienen problemas de capacidad ni tampoco de comprensión pero al no tener un hábito lector, cuando van avanzando los cursos dejan de entender los libros de textos. Al pasarles nuestra ficha de evaluación, muchos valoran con la peor nota el apartado “No entiendo el lenguaje de los libros”. Para corregir esto, les damos herramientas que les van a ser más útiles, hacemos que se fijen en detalles que normalmente no darían importancia y les enseñamos a que encuentren la palabra clave. Sobretodo desarrollamos el pensamiento crítico y dejamos de lado un pensamiento más literal.   Falta de organización y planificación: Cuanto más tiempo tienen para hacer una tarea o estudiar, Organizando el tiempomenos lo utilizan. Les cuesta aprovechar el tiempo y son incapaces de ser proactivos en el estudio. En este caso, tenemos desde chicos que se pasan una tarde entera estudiando pero que no la aprovechan a chicos que andan retrasando el momento para estudiar y se distraen constantemente. Al final, el resultado es el mismo: estudian menos de una hora diaria.   Memoriza, no estudian: Estudiar es más que retener ciertos conocimientos en la cabeza. Se trata de poder relacionar información, darle sentido y poder desarrollarla o resumirla. Sin embargo, si estudian de memoria, llega un momento en que se acaban perdiendo en clase. Para resolver esta parte, les enseñamos una gran variedad de técnicas de estudio y además les asesoramos sobre cómo y en qué momento son más adecuadas para ellos. Es importante enseñarles todas, para que ellos mismos acaben eligiendo aquellas con las que se sientan más cómodos. Dependencia a estudiar con sus padres: Desde siempre están acostumbrados a estudiar con uno de sus padres. De hecho, en el estudio se  emplean frases como “Sacamos mala nota” o “La próxima vez lo haremos mejor”. La nota pasa a ser un esfuerzo compartido por ambos, cuando en realidad tendría que ser la recompensa al trabajo de uno solo. A pesar de eso, los padres continúan hasta que ven que el problema se desborda porque ya no son solo unas sumas y el nivel es demasiado alto. Así que o bien contratan a un profesor particular o van a una academia.   Falta de interés y bajo nivel de frustración: Es imposible sobresalir en todas las asignaturas, siempre hay personas que se les da mejor el ámbito de las ciencias o de las matemáticas o de los idiomas por encima de otras materias a las que debe dedicarle más esfuerzo. Sin embargo, si reúnen los requisitos anteriores, acaban desarrollando una baja autoestima y en vez de centrarse en todas sus habilidades, se refugian en aquello que les cuesta y no quieren enfrentarse a algo que supone tanto esfuerzo. Si estás perdido desde principios de curso o durante toda la vida has tenido problemas en unas asignaturas en concreto, es difícil reengancharse en el último curso. Así que en vez de profundizar en sus errores y tratar de corregirlos, se echan la culpa de los fracasos y optan por dejar de luchar.   Si bien este perfil no es de chicos que tengan dificultades de aprendizaje especificas o bajas capacidades, es un perfil muy recurrente en nuestro estudio.Además, te recomendamos que leas el artículo porqué hay niños que no quieren estudiar que escribimos para guiainfantil.com.  por si quieres seguir profundizando y descubrir más causas de por qué hay niños que no quieren estudiar. En Ayudarte, trabajamos durante el invierno con niños y adolescentes que tienen este perfil y creamos grupos  para reforzar todas estas habilidades que no han adquirido y como sabemos que cada caso es distinto, cada verano decidimos hacer talleres exprés para que, al menos durante la época estival, puedan reforzar todas esas habilidades tan importantes. taller 2016 verano adolescentes niños estudio Y ahora te toca a ti darnos tu opinión, ¿tu hijo reúne alguna de las características de las que hablamos hoy? ¿Añadirías otras? ¿Qué tenéis pensado en casa para ayudarle por el verano? Cuéntanos tus dudas y tu experiencia en comentarios ;)]]>

Pin It on Pinterest

Share This
Abrir chat