fbpx

A menudo nos llegan familias al estudio preocupadas por el mal comportamiento infantil en casa o en otros contextos de su vida. Es inevitable sentirse en algunos momentos frustrado por la situación sin saber muy bien cómo actuar cuando surgen este tipo de conductas.

Por ello, además de algunos consejos para afrontar el mal comportamiento infantil, hoy Nerea Rivero,nuestra pedagoga, te trae algunos errores típicos que solemos cometer cuando debemos enfrentarnos a este tipo de conducta.

5 errores típicos que cometemos frente al mal comportamiento infantil

Ver que un niño/a empieza a desobedecer, tiene rabietas o malas conductas hace que aparezcan ciertas ideas que no te van a ayudar en absoluto a solucionar el problema. Más bien, lo que suele pasar es que nos contaminamos y actuamos por desesperación. Así que antes de proponer soluciones, es interesante que analices si alguno de estos pensamientos te ronda por la cabeza, ya que si no logras tener pensamientos más realistas, sabotearás cualquier intento para solucionar el problema de conducta de tu hijo/a:

conductas disruptivas en niños

¡NO ESTÁS SOLO!

Es muy típico pensar que solo nuestro peque se porta mal, compararlo con otros niños o niñas del entorno…pero debes saber que esto no es una realidad.Además, es importante apoyarte en tu pareja y por eso, te damos el enlace para conseguir apoyarte más en tu pareja durante la crianza de tu hijo/a.

Pensar que el niño/ es malo/a

Debemos comprender que hay ciertas etapas evolutivas en las que es completamente normal que sucedan este tipo de rabietas o conductas. Sin embargo, también debemos considerar esta afirmación cuando las conductas disruptivas aparecen en otras etapas de la vida, como, por ejemplo, la adolescencia, ya que es la etapa de búsqueda de identidad propia y por ello, es muy normal que surjan ciertos tipos de conflictos. Pensar que tu hijo/a te reta, no ayuda tampoco.

problemas de comportamiento infantilPerder los nervios

Sabemos que es MUY frustrante enfrentar este tipo de situaciones, sin embargo, perder los nervios solo hará que la situación empeore más aún. En muchas ocasiones este tipo de comportamientos pueden llegar a desesperar, pero…casi siempre es por falta de herramientas. Por ello, más adelante, en este mismo artículo, te proponemos 4 consejos para superarlos.

Realizar chantajes

Algo que nos encontramos a menudo son familias que intentan estabilizar este tipo de comportamientos con recompensas o castigos. Por ejemplo: “si no te portas bien no verás la tele en toda la semana”, “si te comportas como un niño mayor te compraré una chuche en el kiosko”…

Utilizar la fuerza

Ha llegado a estar muy arraigada la creencia de que si utilizamos la violencia podemos conseguir conductas más apropiadas. Sin embargo, esto no es así, de hecho solemos conseguir todo lo contrario, aumentando la frustración y creando una falta de confianza de nuestro hijo/a hacia su figura de referencia.

Estos errores que hemos comentado son los que hemos podido comprobar que más se repiten en las familias. Sin embargo, debemos tener siempre en cuenta que no podemos exigirles a nuestros hijos/as conductas o comportamientos dignos de personas adultas, debemos respetar los periodos evolutivos y sus etapas, ofreciéndoles herramientas y recursos para gestionarlas.

 

5 consejos útiles para gestionar problemas de conductas en niños

Por lo tanto…¿qué podemos hacer frente a este tipo de situaciones? Hoy te ofrecemos 4 consejos básicos para hacerles frente:

Evitar chantajes y recompensas

Tu hijo/a debe aprender cómo comportarse en cada situación, sin hacerlo con un fin que le beneficie materialmente. Si quieres ofrecerle recompensas, que sean sociales y emocionales: reconocerle lo bien que se porta, ofrecerle algún plan familiar que le guste, dejarle elegir película la próxima vez que vayáis al cine…Este tipo de recompensas sociales deberán ser adaptadas a la edad de tu hijo/a. Por ejemplo, si tu hijo/a es adolescente, su recompensa podrá ser dejarle llegar un poquito más tarde. En definitiva, son importantes las negociaciones.

niños con mala conductaPrestar atención a la raíz de su comportamiento

Muchas veces queremos encontrar la solución rápida del problema, pero no prestamos atención a su raíz. ¿Qué le está pasando a tu hijo/a? ¿Ha tenido cambios importantes en los últimos meses? ¿Le ha sucedido algo importante? Es importante indagar en este aspecto para comprender la situación de forma óptima.

Establecer normas y límites es elemental

Sabemos que es difícil encontrar el equilibrio, pero nuestros hijos/as necesitan unos límites claros desde edades tempranas. Márcalos para que sepan hasta donde pueden negociar.

Ofrécele alternativas

Es fundamental que siempre les ofrezcamos vías alternativas a su mal comportamiento infantil, ya que está claro que ellos no son capaces de gestionar lo que les está ocurriendo. Por ello, ofrécele siempre varias opciones para que pueda decidir por sí mismo.

Dale valor a lo que le ocurre

Generalmente cuando aparecen conductas disruptivas en varios contextos es porque existe algún problema importante, ya sea de tipo escolar o emocional. Es fundamental darle valor a lo que piensan y sienten en cada momento, quizá ellos mismos/as nos estén dando las claves de lo que realmente está pasando.

Y para ti, ¿cuál es el consejo que te cuesta más llevas a la práctica? ¿Qué es lo que más te ayuda en estos momentos de mal comportamiento infantil? Te leo en comentarios 😉

Pin It on Pinterest

Share This
Abrir chat