fbpx

¿Qué es el ciberbullying?

como prevenir ciberacosoEl ciberbullying es un acoso virtual continuado por redes sociales, mensajes a través del móvil, videojuegos o correos por parte de una o varios niños o adolescentes (nunca adultos). El acoso tiene que ver con atacar o insultar al niño/a, crear rumores con información real o inventada sobre la persona de carácter íntimo con el fin de humillarla, aislarla o chantajearla.

Según el informe del grupo de investigación internacional ‘EU Kids Online’ sobre el uso que hacen los niños de Internet, se estima que el acoso escolar ha aumentado un 18% en estos 10 años y el uso del móvil en niños/as también ha aumentado. Es cierto, que la pandemia, no ha ayudado a reducir el impacto, sino todo lo contrario, cada vez manejan antes un móvil, una Tablet o un videojuego online. Aunque las familias traten de poner límites, la pandemia ha puesto en jaque a muchas familias que han sido más flexibles en cuanto a limitar horarios. Para un niño o un adolescente las nuevas tecnologías son imprescindibles para relacionarse. Así que si les quitas las nuevas tecnologías o las reduces, para tu hijo/a es como si le aislaras o le castigaras sin salir.

Por tanto, la combinación de todos estos factores, ha dado como resultado que el ciberbullying aparezca en edades cada vez más tempranas.

¿Cómo saber si estoy sufriendo ciberbullying o mi hijo están acosándolo virtualmente?

ciberacoso prevenirEn muchas ocasiones, es difícil saber si es algo pasajero o se está convirtiendo en acoso. Muchos chicos/as lo dejan pasar por alto porque no quieren ser “chivatos”, pero si pasa alguno de los ejemplos que te voy a decir a continuación, entra dentro del ciberbullying

  • Colgar en Internet o mandar por móvil o correo una imagen (ya sea real o con fotomontajes) de ese chico o chica con el fin de perjudicar o avergonzarla con sus amigos, conocidos o compañeros.
  • Crear un perfil falso en nombre del niño/a acosado, en redes sociales o en videojuegos donde ese perfil envíe mensajes atacando a otras personas, declarando su amor a otras, confesando secretos personales o subiendo fotos de alto contenido sexual para que lo denuncien, expulsen o tenga enemistad con sus compañeros o amigos.
  • Dar de alta la dirección de correo electrónico para que le envíen spam, de contactos con desconocidos y le saturen la bandeja del correo o cambiar la clave de acceso al correo electrónico para que no pueda acceder mientras el acosador lee todos los mensajes…
  • Enviar menajes amenazantes por e-mail o SMS, hacer circular rumores que ofendan a los demás, perseguir y acechar al niño para que se agobie.

 

Consecuencias psicológicas del ciberacoso

El acoso virtual no es divertido. Tendemos a quitarle importancia porque es un “hater” que está en redes sociales o es una “broma”, pero no lo es. Afecta y sobre todo con el paso del tiempo más aún:

  • Baja autoestima y confianza en uno/a mismo: Muchas veces, aunque sean personas anónimas acaban teniendo un impacto en ti. Es difícil que no te afecten los rumores, amenazas o insultos cuando suceden de forma continuada. Los niños/as y chicos/as se acaban sintiendo indefensos y con la sensación de que no pueden hacer para controlar la situación.

 

  • Descenso del rendimiento académico y fracaso escolar: Te preguntaras ¿cómo este tipo de situación puede generar que mi hijo/a no estudie? Pues en realidad los estudios y la atención están muy conectados a nuestras emociones. Tanto el ciberacoso como el acoso generan falta de interés y problemas de concentración en clase y mientras que estudian. Los niños/as sólo pueden pensar en ese problema que les está haciendo sufrir tanto y muchas veces si todos sus compañeros lo saben, evitarán ir al colegio. Produciéndose muchas faltas de asistencia.

consecuencias ciberbullying

  • Depresión y ansiedad: Si tu hijo lleva meses con esta situación acaba interiorizándolo de tal modo, que acaba apoderándose de él y afectándole a su salud mental.Si quieres saber más sobre la ansiedad infantil o la depresión infantil, te dejo el link directo a otros artículos que pueden interesarte.

 

  • Alteraciones en el apetito: No comen o comen en exceso debido a la ansiedad que puede generarles la situación en la que viven. No pueden controlar que sus compañeros se metan con él o ella, pero sí la cantidad de comida que ingieren.

 

  • Problemas de sueño: Pueden tener pesadillas o no tener un sueño reparador por estar constantemente preocupados porque se produzca un nuevo ataque, humillación o rumor.

 

¿Cómo puedes ayudar a tu hijo/a?

Poner límites en las nuevas tecnologías y deja de vigilarlos o prohibirles que las utilicen.

En lugar de eso, intégrate e involúcrate en los juegos o las redes sociales en las que están, de esa forma, podrás estar al tanto de lo que pasa y detectarlo el primero. O si ya no puedes formar de su círculo, es necesario que tengas una relación de confianza con tu hijo para que llegue a contártelo.

Fomenta la responsabilidad

Es importante que no den datos relevantes sobre dónde viven u otros datos y siempre tener un perfil en modo privado. Además, deben conocer sus derechos y sus responsabilidades, ya que los acosadores pueden tener problemas legales. Por eso, lo mejor es guardar todos esos mensajes, burlas o fotos aunque sean dolorosas para que la justicia pueda encargarse si fuera necesario.

Respetar

Da igual que sea a tu hijo/a o a otros, es importante respetar a todos y preguntar antes de subir cualquier foto de otras personas que no sean ellos, revelar secretos ajenos o gastar bromas que pueden resultar de mal gusto. Si te callas ante el acoso o reenvías fotos o comentas rumores de otros, también estás contribuyendo al acoso.

Mejorar la asertividad y la calma

Dale herramientas y trucos para que sepa defenderse sin utilizar la violencia o la agresividad en redes sociales o en cualquier otro entorno. Si una actitud no nos gusta, hay muchas formas de hablar para solucionarla o ignorar ciertas provocaciones en función de quién vengan o incluso bloquearle.

Desarrolla una autoestima saludable

Es importante que no estén buscando los likes o me gustas, los números de seguidores para medir su popularidad o cómo se sienten. Del mismo modo que sufrir acoso, les va a afectar directamente en su autoestima y seguridad en él o ella. Es importante que tenga una autoestima fuerte para que actúe ante el acoso, en lugar de sentirse culpable o pensar que lo que están diciendo es cierto.

Te propongo que veas el vídeo que hemos elaborado para resolver alguna duda más que te pueda surgir sobre el ciberbullying.

 

¿Tienes dudas? ¿Quieres compartir tu experiencia? Te leo en comentarios. Si te ha parecido interesante, compártelo y difunde en tus redes sociales.

Pin It on Pinterest

Share This
Abrir chat