fbpx

¿Cómo un niño/a o joven puede llegar a plantearse quitarse la vida? El suicidio siempre es un tema tabú, sin embargo, a lo largo de los años se ha convertido en una de las primeras causas de muerte en jóvenes. Además, este año la pandemia ha conseguido duplicar las urgencias psiquiátricas y agravar los problemas de salud mental. Según un trabajo de Salud Mental del Hospital Sant Joan de Déu de Espluges de Llobregat (Barcelona), el intento de suicidio se elevó a un 27% en el primer trimestre de 2021.

Como sociedad, como familias, como docentes… no queremos ver esta realidad. Pero si no la vemos, no podemos prevenirla, así que te aconsejo que leas el artículo hasta el final para conseguir ayudar a tu hijo o un joven que esté pasando por esta situación para prevenir o saber qué necesitas hacer en caso de que empieces a notas que tu hijo/a o alumno/a está teniendo pensamientos suicidas.

¿Cuáles son las señales de alarma de suicidio?

Las señales de alarma, son indicios que pueden ayudarte a pensar que hay algún problema, pero por sí mismos, no implican que sea una prueba de que quiera suicidarse. No obstante, si constatas varios síntomas, sería interesante que lo consultaras con un especialista para poder descartarlo:

signos de alerta de suicidio juvenil

  • Cambios de humor o de conducta. Quizás se muestra más irritable, reservado o desobediente.
  • Apatía o aburrimiento: Ha dejado de disfrutar de los hobbies o actividades que antes le gustaba.
  • Realiza comentarios sobre que la vida no tiene sentido o sobre él/ ella mismo/a. Por ejemplo, “soy un desastre, tonto y no valgo para nada”
  • Desesperanza: El futuro es negativo y no hay solución. “Por más que lo intente, no va a cambiar nada, nadie me escuchará y no se solucionará” o “Todos estaríais mejor sin mi”
  • Le cuesta tomar decisiones y gestionar adecuadamente sus problemas. Y llega a plantearse no haber nacido o le gustaría desaparecer como formas de solución.
  • Tiene alteraciones del apetito o del sueño. Por ejemplo, duerme mucho o no puede dormir.
  • Se queja de dificultades para concentrarse o ha bajado su rendimiento escolar. No es de extrañar, ya que a la hora de estudiar, es habitual que nos invadan más esos pensamientos.
  • Aislamiento: No queda tan frecuentemente como lo hacía o no tiene amigos y se siente solo/a. Fundamentalmente, no siente que tenga apoyos en su entorno ni que nadie le escuche o le comprenda.
  • Miedos y estrés excesivos: Un niño/a también puede sentirse presionado por los estudios, tener unas expectativas altas que no logra cumplir y que se frustre, sentir rabia, ira o cambios bruscos de ánimo.
  • Antecedentes en su familia o sufrir trastornos ansiosodepresivos: ansiedad, depresión…Te aconsejo que le eches un vistazo al artículo dónde depresión infantil si sospechas que tu hijo/a pudiera tenerla.
  • Autolesiones en diferentes partes del cuerpo. No todas las autolesiones son intentos suicidas. A veces, determinadas cuentas en redes sociales alientan a los jóvenes a que se realizan cortes con el fin de lidiar con el dolor. Precisamente, porque los jóvenes no saben cómo lidiar con ello y no tienen estrategias para gestionar este tipo de pensamientos catastróficos.

 

¿Cómo desactivar mis pensamientos negativos o suicidas?

Antes de que aparezcan los pensamientos suicidas, nos invaden pensamientos negativos. Todos tenemos este tipo de pensamientos, la diferencia es que algunas personas los desactivan de forma automática y otros hacen caso al pensamiento y se dejan llevar por ese sesgo de negatividad. Por eso, te propongo los siguientes ejercicios:

 

Diario de pensamientos

Es importante escribir esos pensamientos para poder reflexionar sobre ellos más adelante. No estés todo el día escribiendo, más bien dedícale sólo 5 minutos al día y el resto del tiempo procura ignorarlos o juzgar ese pensamiento: ¿te ayuda o te hace daño?. Si te hace daño…¡a la basura!

Modifica tus pensamientos

Realiza preguntas del tipo ¿de verdad no tengo a nadie que me ayude? ¿cómo de convencido de 0 a 100 estoy de que no valgo para nada? ¿qué pruebas tengo de que esta situación no puede cambiar jamás?

Rodéate de positividad

Busca lemas que te hagan sentir mejor: “Tu puedes con todo”. Mi favorita es de Christopher Robin. “Eres más valiente de lo que crees, más fuerte de lo que pareces y más inteligente de lo que piensas” .

Habla con personas de tu entorno

Quizás pienses que si no lo están viviendo, no te van a comprender, te van a rechazar o no te van a tomar en serio. Pero, si no lo intentas, nunca vas a saber si es cierto o te equivocas. Las personas podemos no haber pasado por ello, pero tener empatía. No estás solo, aunque te sientas así.

Procura distraerte realizando alguna actividad deportiva

Escoge un deporte que te permita momentáneamente darte un respiro de esos pensamientos y te exija concentración. Realizar deporte hace que segreguemos hormonas como endorfinas, dopamina, adrenalina que ayudan a mejorar tu estado de ánimo.

¿Qué puedes hacer con los pensamientos suicidas si eres un familiar o conocido?

  • Pregunta sin miedo, no infravalores o ignores ese tipo de comentarios. Quizás, no hayas notado ni siquiera que realice ese tipo de comentarios, pero si ves a tu hijo/a triste, díselo directamente sin rodeos. “Últimamente, te veo triste ¿te ha sucedido algo?
  • Escucha todo lo que tiene que decir, necesita expresar sus emociones sin sentirse juzgado.
  • Ofrécele alternativas y soluciones al problema que dice que tiene.
  • Trata de llevarle a un especialista para descartar cualquier trastorno como depresión o ansiedad. En numerosos estudios, señalan que 9 de cada 10 jóvenes que se suicidan tenían o cumplían con un diagnóstico de problemas mentales.Si quieres saber más sobre la depresión, te recomiendo nuestro artículo sobre depresión infantil
  • Pide ayuda profesional e infórmate en tu centro sanitario, de urgencias y recursos comunitarios más cercanos. Por ejemplo, acude al teléfono de la Esperanza (976 232 828 – 717 003 717).

 

Espero haberte ayudado y despejado dudas sobre este tema, no obstante, estaré encantada de responderte en comentarios 😉

Pin It on Pinterest

Share This
Abrir chat