fbpx

Debido al COVID-19 el uso de mascarillas, queramos o no, se ha convertido en una rutina más de nuestro día a día. Tienen beneficios, pero muchas consecuencias, sobre todo en el lenguaje. A la vez que nos protege nos priva de la expresividad facial. Todos hemos sentido que en numerosas ocasiones nos ha costado entender lo que dicen los demás o viceversa. ¿Pero sabías como influyen las mascarillas en el lenguaje y la comunicación de ti y de tu hijo/a?

Te dejamos este vídeo dónde te lo explicamos todo y más:

 

 

¿A quién afecta más el uso de la mascarilla en el lenguaje?

Podemos pensar que esta situación solo afecta a las personas sordas o con dificultades del habla, del lenguaje, o de la comunicación, pero…esto no es así. De una forma u otra, nos está afectando a todos en nuestro día a día, podemos dividirlo en varios grupos:

Niños/as que están adquiriendo el lenguaje o comenzando a hablar

mascarillas y lenguaje en edades tempranasCuando los niños empiezan a adquirir o aprender los diferentes sonidos (fonemas) se apoyan tanto en la audición como en la lectura labial. Incluso si ya los conocen, simplemente para discriminar y diferenciarlos del resto si no los han escuchado bien. Inevitablemente miran a la boca del resto de personas. Además, desde muy pequeños son capaces de comunicarse imitando gestos y expresiones faciales que realizan las personas de su entorno.Te hablamos sobre la importancia del lenguaje en edades tempranas.

Con el uso de las mascarillas esta ayuda visual tan importante se está perdiendo, dificulta su aprendizaje y le supone un doble esfuerzo.

Niños/as y jóvenes con deficiencias auditivas, trastornos del habla, lenguaje o comunicación

problemas del lenguaje por mascarillasSeguro que habéis oído hablar de las mascarillas transparentes que muchas personas pedían. ¿Por qué? Porque para ellos la comunicación no verbal (contacto visual, gestos, postura, expresión facial…), concretamente la lectura labial y expresión facial, es imprescindible para comprender el lenguaje y comunicarse, ya que se benefician del mecanismo de comunicación viso-gestual. Ahora existe una barrera física comunicativa aún mayor, estamos cubiertos por una mascarilla. Están perdiendo las herramientas necesarias para poder aprovechar las oportunidades comunicativas que tienen para interactuar con los demás a diario. ¿Te imaginas no poder entender lo que dicen tus amigos, compañeros, familiares…?

 

Niños/as que ya han adquirido el lenguaje

Pero… ¡No solo los niños que están en proceso de adquisición del lenguaje o tienen alguna dificultad se apoyan en la lectura labial! Todos utilizamos esta herramienta, por ejemplo, cuando hay mucho ruido para terminar de comprender algo que nos han dicho. Debido a esta situación, estamos perdiendo información y esto supone una gran pérdida a nivel comunicativo para nuestros peques. Esto lleva a buscar otras formas de comunicarse. Sin ser conscientes de ello, estamos utilizando más otras herramientas, como los gestos y la voz (modificamos el ritmo de la voz para que sea más lento, elevamos el volumen, cambiamos la entonación…).

¿Te has parado a pensar que cuando tenemos puesta la mascarilla, en muchas ocasiones respiramos con la boca abierta?
Si tu hijo/a respira constantemente por la boca, en vez por la nariz, es muy habitual que se produzcan alteraciones en los dientes que a su vez provoquen consecuencias en la deglución y masticación (tragar con la boca abierta, colocando la lengua entre los dientes; lengua, labios, mejillas con menor fuerza…) y/o en la pronunciación de diferentes sonidos (/t/, /n/, /s/, /d/, /r/). Te dejo dos artículos para que profundices en el tema de la importancia de la masticación y el papel del logopeda en la deglución.

Por otro lado, es un hecho que las mascarillas amortiguan el sonido y por lo tanto nuestros hijos/as tienden a forzar más la voz.Al final, eso se ve reflejado en que puede causar disfonías (pérdida de voz, voz ronca, dolor…).Si quieres saber más sobre la disfonía infantil, te propongo este artículo.

Adolescentes o niños que tengan problemas en relacionarse

La comunicación de nuestros hijos es cada vez más fría. ¿Por qué? Porque evitamos el acercamiento y el contacto físico con los demás. La distancia y proximidad que guardamos al hablar también es una forma de comunicación que están perdiendo.La pandemia ha fomentado la comunicación digital en todos los ámbitos, por ejemplo, en el ámbito educativo mediante las clases virtuales. Esto afecta de forma significativa a la comunicación.

Hoy en día los adolescentes están utilizando más los medios de comunicación digitales para relacionarse con personas de su entorno (amigos, familiares, compañeros de clase…). Por el contrario, no recurren tanto a la interacción social con el medio, es decir, las quedadas con otros chicos/as o personas adultas, donde realmente se da una comunicación eficaz. Esto se debe a las limitaciones físicas y sociales de la pandemia (aislamiento, mascarillas, evitación de contacto físico…). Se está dejando a un lado la interacción cara a cara que es un pilar fundamental para el desarrollo del lenguaje. Recuerda el artículo sobre el que hablamos de las nuevas tecnologías y cómo limitar la tablet en la niñez y la adolescencia.

¿Qué podemos hacer en casa para mejorar los efectos negativos de la mascarilla y el lenguaje?

desarrollar lenguaje coronavirusPor todas las razones anteriores, debemos procurar aprovechar todos los momentos que pasemos con nuestros hijos sin mascarilla. Te dejo algunos consejos o tips que podéis seguir para trabajar la comunicación no verbal y la interacción cara a cara y que así mascarilla no sea tanto impedimento en el lenguaje :

  • Durante la situación de juego, podemos ponernos cerca del niño, colocándonos a su altura y en una posición que posibilite la visión facial para que puedan ver nuestras expresiones y vocalizaciones mientras aprenden jugando. De esa forma, desarrollas el lenguaje y contrarrestas el efecto de la mascarilla.
  • Aprovechar los gestos corporales más que nunca, acompañando nuestras palabras con gestos. De esta forma, asociarán las palabras a gestos, lo que facilitará su comprensión.
  • Podemos trabajar las distintas emociones situándonos frente al espejo apoyándonos en imágenes y dibujos, exagerando la entonación y las expresiones faciales.

¿Ha sufrido alguna de estas consecuencias tú hijo/a en el lenguaje por usar la mascarilla? O ¿Tienes alguna pregunta el lenguaje y la mascarilla? ¡Cuéntanoslo, no dudes en comentar!

Pin It on Pinterest

Share This
Abrir chat