fbpx

Móvil, Tablet, televisión…pantallas que han aparecido en nuestras vidas hace pocos años y que por el verano están muy presentes en la vida de tu hijo. Y si no hacen actividades durante el verano, pueden llegar a monopolizar la mañana de tu hijo porque todo el mundo gana: ellos están concentrados y se divierten mientras tú terminas tareas y recados pendientes. ¿O quizás lo empleas más como una necesidad? Normalmente, hay un gran debate sobre el uso de las nuevas pero el artículo de hoy es para ofrecer soluciones, no para juzgarte o abrir un debate sobre las ventajas o no que pueden tener. Las nuevas tecnologías han empezado a dominar nuestra vida y por desgracia, la de tu hijo. No es raro pasear por el parque y ver cada vez más pronto como un niño es capaz de dominar la tecnología. ¿Cuántas veces has recurrido al habitual “Te dejo un ratito el móvil o te pongo los dibus si estás sentadito aquí? Y luego añades: Pero sólo un ratito, ¿eh?. Al final ese ratito (que nunca se sabe exactamente cuanto tiempo es) acaba convirtiéndose en más minutos de los que te gustaría. Está claro que el hecho de que vayan a una guardería, escuela infantil, colegio o instituto durante el invierno reduce mucho las horas a las que están expuestos a las pantallas. No obstante, la llegada del verano plantea serios problemas. ¿Cómo saber como ser justo con el tiempo que pueden pasar delante de la Tablet?. Cuando son pequeños, aún parece una misión sencilla. No obstante, ¿qué hacer cuando son adolescentes? ¿Aislarles del mundo tecnológico? En Ayudarte vamos a dar 5 claves para que pongas en práctica este verano:   Respeta los momentos familiares y sé tu el ejemplo: A pesar de que tratamos de comer o ir de escapada en familia, siempre lo hacemos a través de una pantalla. La televisión o el móvil, resta protagonismo a las largas conversaciones sobre nuestro día o sobre cualquier tontería que hayamos escuchado. Deja de ser multitarea y pensar que no tienes tiempo con tu hijo y utiliza la pantalla para inmortalizar los momentos que pasáis juntos (si crees que eres incapaz de resistiros compra una desechable o una réflex). Aprovecha para preguntarle y conocerle mejor mirándole a los ojos para que luego él lo haga contigo. Si quieres más ideas no te pierdas nuestro artículo para exprimir el tiempo con tu hijo. Parece sencillo, pero ¿crees que serás capaz de no verte tentado un día o incluso un fin de semana entero?   descanso nuevas tecnologías Negocia los descansos y avísale exactamente del tiempo que dispone de pantalla porque cuando te despistes va a coger tu móvil o el de otro. El descanso es el que más está haciendo mella en los niños y adolescentes que tienen problemas en los estudios. Cada vez más, muchos adolescentes se quejan de que duermen mal o están cansados porque están con el móvil hasta muy tarde o pendientes de que le envíen un whatsapp. Si a ti te cuesta controlarte ¿por qué crees que ellos lo van a lograr mejor que tú?. La prioridad en casa debería ser descansar mínimo 8 horas y además descansar también de la tecnología pasado un tiempo prudencial según la edad del niño. Nada de partidas infinitas a las tantas de la mañana porque sea verano o una noche en vela jugando a la consola o al móvil. Las tecnologías empiezan a una hora y se acaban a otra, los límites son importantes.   Deja de asociar los premios a más tiempo con el móvil, El móvil no va a ser nunca un premio, estar contigo si. Atrás quedaron los tiempos en los que se castigaba sin salir, ahora el castigo más frecuente para niños y adolescentes es el móvil o el tiempo que pasan con él. Pero ¿y que pasa si hace bien las cosas? ¿O aprueba todas las asignaturas como queríamos? ¿Un móvil nuevo y horas ilimitadas para disfrutarlo?. Al final, los padres acaban fomentando lo que no quieren. Así que asegúrate que los premios sean cosas que vayan a unir más a la familia y a potenciar aquellos valores que te interesan como la solidaridad, la libertad, el aprendizaje…. nuevas tecnologías móviles niños   2 horas libres de pantalla familiar: Es cierto que la academia Americana de Pediatría recomienda que los niños de 6 a  18 años deberían estar menos de 2 horas al día con cualquier pantalla, pero siendo sinceros en verano es poco realista que eso suceda sobretodo cuando son adolescentes en el que su vida gira en torno a esa pantalla. Así que le hemos dado la vuelta y además se va a beneficiar toda la familia. Si quieres que tu hijo entienda que pueden haber ratos de desconexión, como hemos dicho antes tu tienes que ser la primera que lo hagas. Da igual que escuches el “ding” del whatsapp. Durante esas 2 horas, no existe nadie más que vosotros. Fuera tecnologías!   Organiza alternativas al móvil: Olvida las mañanas enteras delante de una pantalla y alterna la Tablet o el móvil con que descubran otros juegos. Te aseguramos que cuando les das la oportunidad de que tengan una alternativa a la oca o el parchís, los juegos de mesa pueden llegar a ser incluso más adictivos. No obstante, si organizas ir al campo o a la casa de los abuelos y ya le das el móvil o la tablet no le permites que descubra ese mundo. En el estudio, no hay móviles, sólo juegos diferentes y son ellos los que dejan de lado su móvil y acaban pidiéndonos quedarse un poco más. Eso sí, primero tendrás que motivarle tú pero luego acabará haciéndolo él solo. De la misma forma que traes un móvil en el bolso, haz un “botiquín de emergencia” con esos juegos de viaje que apenas ocupan pero que te tienen ocupado. Aquí te proponíamos un par de ellos perfectos para esa u otra ocasión.

 

Ahora ha llegado ese momento de escuchar tu opinión, nos encantaría que nos escribieras contándonos cómo se vive las nuevas tecnologías en tu casa. ¿Crees que empiezan desde muy pequeños? ¿Cómo podemos escapar de ello sin privarles completamente?  ]]>

Pin It on Pinterest

Share This
Abrir chat