fbpx

El uso del chupete entre los más pequeños, y no tan pequeños, está normalizado. Seguro que alguna vez os habéis preocupado porque vuestro hijo/a recurre mucho a él, no hay forma de quitárselo, habéis probado de todo o incluso os habéis preguntado a qué edad debería dejar de usarlo. Por eso, te explicamos las consecuencias del uso durante mucho tiempo del chupete y cómo mejorar la situación.

Muchos padres, abuelos o familiares optan por recurrir a él como una herramienta para multitud de situaciones como calmar a sus hijos/as antes de dormir o un alivio ante rabietas. Pero… realmente sabemos cómo influyen en la respiración, alimentación (succión, masticación, deglución) y articulación de los niños/as, y cuándo son perjudiciales.

Te dejamos un vídeo dónde te explicamos todas estas consecuencias y sus soluciones:

 

¿Qué es la succión nutritiva y no nutritiva en niños y niñas?

Antes de meternos de lleno, quería explicaros la diferencia entre succión nutritiva y succión no nutritiva para que entendáis un poco que función realiza el chupete:

Succión nutritivasuccion nutritiva bebe

Es el tipo de succión que se realiza con la finalidad de alimentar, por ejemplo, a través de la lactancia materna o el biberón.

 

Succión no nutritivauso del chupete

Cuando hablamos de succión no nutritiva, nos referimos al tipo de succión que se lleva a cabo sin ingestión, por ejemplo, a través del chupete o del dedo (succión digital).

Es muy importante tener claro en qué momento es necesario y no perjudicial. Y por lo contrario cuando es recomendable retirar el chupete, que sería en mi opinión aproximadamente al año y medio.

Consecuencias del uso prolongado del chupete

No debemos exceder o prolongar su uso más allá de los dos años. Cuanto más tiempo se deje pasar a partir de este momento las consecuencias de este hábito serán mayores:

Alteraciones en estructuras orofaciales 

Se llaman estructuras orofaciales a los labios, paladar, lengua, dientes… Y el uso del chupete puede suponer, Por ejemplo, modificando la posición de los dientes interfiriendo en el crecimiento normal y en la musculatura orofacial provocando una mordida abierta.

Deglución atípica

Con el chupete los niños se acostumbran a colocar la lengua de forma inadecuada, en posición interdental (entre los dientes) o empujando los dientes superiores para tragar.

respiración ansiedad niños

Respiración oral

Como decíamos, antes facilita la maloclusión dental y, además, impide que el niño/a cierre la boca del todo favoreciendo así que respire con la boca abierta.

Articulación

El uso del chupete puede provocar la incorrecta colocación de la lengua causando dificultades a la hora de pronunciar algún fonema o sonido del habla como, por ejemplo: /l/, /t/, /s/, /r/…

Alimentación y masticación

ayudarte estudio psicologia gijon

A los dos años ya deberían comer todo tipo de alimentos. El uso excesivo o prolongado también puede favorecer la succión prolongada y llevar a que el niño rechace o no tolere diferentes texturas o los alimentos sólidos. Esto afecta el correcto aprendizaje de la masticación (lengua, labios, mejillas con menor fuerza…).

Otro aspecto que debemos tener en cuenta es si el chupete que utiliza nuestro hijo/a es adecuado o no. Debe ajustarse al tamaño de su boca, sino es adecuado las alteraciones y consecuencias mencionadas pueden ser mayores. Te dejo un artículo profundizando sobre Razones por las que debes acudir al logopeda si tu hijo tiene una dificultad en la alimentación o  Claves para introducir alimentos nuevos en la alimentación de tu hijo/a

¿Qué podemos hacer desde casa?

Después de hablar de las consecuencias del chupete, te dejo unos consejos o tips que puedes seguir cuando llegue ese momento tan deseado de que nuestro peque deje a un lado el chupete.

  • Reducir el tiempo de uso. Os recomiendo ir limitando su uso progresivamente a partir del año y no retirarlo de forma brusca de un día para otro, ya que solo conseguiríamos la frustración, un mayor deseo tenerlo y su sustitución por ejemplo por el pulgar (succión digital).

como quitar el chupete

  • No ofrecérselo para todas las situaciones. Solo dárselo en aquellas situaciones que creamos más necesarias, por ejemplo, para quedarse dormido. Después podemos intentar retirárselo mientras duerme. De está forma al seleccionar unas situaciones concretas también estaremos reduciendo el tiempo de uso.

 

  • No tenerlo a la vista y en un sitio accesible para él evitando así que se acuerde y su petición.

 

  • Refuerzo positivo. En las situaciones que esté sin el chupete, no lo necesite o incluso lo haya rechazado, utilizar elogios para reforzar esa conducta.

 

  • En lugar del chupete ofrecer otras actividades o juegos que le llamen la atención centrándonos en sus intereses y gustos (juguete favorito, pintar, dibujar…) como medio de distracción y apoyo.

 

Si ya es tarde y tu hijo/a ya presenta alguna de las alteraciones mencionadas en este artículo. ¡No te preocupes! El servicio de logopedia puede ayudaros, y en concreto la Terapia Miofuncional (TFM). Te dejo artículos para que profundices en el tema sobre dificultades en las que la Terapia Miofuncional (TMF) es la mejor opción y Preguntas frecuentes que le hacen a un logopeda

¿Ha dejado de usar tu hijo/a el chupete? O ¿Aún no? ¿No sabes que hacer? ¿Tienes alguna pregunta sobre las consecuencias del chupete? No dudes en contarme tu experiencia en comentarios. ¡Nos encanta leeros!

Pin It on Pinterest

Share This
Abrir chat