fbpx

¿Te has parado a pensar cuánto tiempo frente a las pantallas pasa tu hijo/a? Hoy en día es muy común ver a niños cada vez más pequeños, meses o 1-2 años, con un dispositivo electrónico en la mano: móviles, tablets, consolas, ordenadores… Esto ocurre porque tienen una mayor accesibilidad a ellos e incluso lo hemos normalizado.

Muchos padres optan por recurrir a ellos como un mero entretenimiento o alivio ante rabietas de sus hijos/as. Pero… realmente sabemos cómo influyen en el desarrollo del lenguaje de los niños y cuándo son perjudiciales.

Te ponemos un vídeo explicativo sobre el efecto del uso de las pantallas que esperamos que te guste:

 

Efectos del uso de las pantallas en los niños

El tiempo que los más pequeños pasan frente a las pantallas impide que puedan dedicarlo otras actividades, como jugar con otros niños, o desarrollar otras habilidades como la comunicación, el lenguaje y la sociabilización. Esta situación se ha agravado también debido a la pandemia. Vamos a hablar de los distintos aspectos en los que interfieren:

nuevas tecnologias lenguajeIntención comunicativa

Los tres primeros años son cruciales para el desarrollo de la comunicación y el lenguaje de los niños. Tienen un gran deseo por comunicarse con los demás a través de gestos, balbuceos, vocalizaciones, onomatopeyas, primeras palabras…El adecuado desarrollo del lenguaje de nuestros hijos/as implica tanto la estimulación del lenguaje como la interacción con su entorno. Esto, mientras están delante de una pantalla, no ocurre, ya que un aparato electrónico no proporciona ningún tipo de feeback, no va a responder a sus gestos, balbuceos, palabras, preguntas, intereses… Lo que limita la intención comunicativa de los más pequeños.

Juego simbólico

El juego simbólico es un tipo de juego en el que los niños imitan y desempeñan otros roles a través de la imaginación y la creatividad utilizando el lenguaje para ello. Es una parte fundamental en el desarrollo del lenguaje presente entre los 2 y los 6 años de edad. Por ejemplo: juegan a ser madres, médicos, superhéroes, etc. También utilizan objetos como si fueran otra cosa (un muñeco como si fuera un bebé, un palo como si fuese una barita o una espada…) ¡Seguro que alguna vez has visto a tu hijo/a o algún niño/a cercano jugando de esta forma!

Con las pantallas los niños no hacen uso del juego simbólico y el lenguaje, porque los dispositivos electrónicos proporcionan diferentes tipos de juego en los cuales los personajes ya vienen con diálogos automáticos establecidos. Lo que no da pie a la imaginación, la creatividad y a que el niño use el lenguaje para darles voz.

Lenguaje expresivo y receptivo

Muchos estudios afirman que el uso excesivo de pantallas en niños menores de 2 años pueden ser un factor de riesgo para diferentes problemas en el lenguaje, como el retraso en el desarrollo del mismo, ya que afectan sobre todo al componente expresivo, disminuyendo la fluidez verbal, el número de palabras y oraciones que realizan. Además, también pueden afectar a la comprensión.

¿Qué podemos hacer desde casa?

Esto no significa que debamos eliminarlas por completo, sino modificar la forma en la que lo hacemos y recurrir a distintas estrategias. No obstante, en las edades más tempranas (0-2 años), los expertos recomiendan eliminarlas por completo . Pero, esto ya es decisión de cada uno. Nosotras te damos la información de como las pantallas afectan al lenguaje y tú decides cómo adaptarlo en tu vida diaria.

Te dejo algunos consejos o tips que puedes seguir para reducir y gestionar el uso de los dispositivos electrónicos y que no afecten tanto al desarrollo de la comunicación y el lenguaje de los más pequeños:

Reducir establecer un tiempo adecuado frente a las pantallas

taller online nuevas tecnologias lenguajeLos especialistas recomiendan a los niños entre 2 y 5 años un uso entre media y una hora diaria, con un máximo de una hora, siempre que se use de forma controlada y como una herramienta para el aprendizaje y el desarrollo. Si quieres saber más, no te pierdas el artículo sobre Cómo limitar el móvil o la tablet a tu hijo sin que se enfade en el intento

Elegir o adaptarse al contenido y dar pie a la interacción.

Si los padres o el entorno más próximo son los que escogen el contenido o se adaptan al que ha elegido el niño, aprovechándolo para interactuar con él (conversar, compartir intereses, responder a sus preguntas…) y evitando que jueguen en solitario, puede favorecer la comunicación y el lenguaje. Es importante no caer en la sobreprotección, te dejo un artículo dónde hablamos de los límites y la sobreprotección

Ofrecer otras actividades o juegos 

Es importante que le llamen la atención centrándonos en sus intereses y gustos (jugar al aire libre, leer cuentos, pintar, dibujar…) que fomenten la comunicación y uso del lenguaje.Si quieres saber más acerca de juegos, te proponemos este artículo sobre juegos que pueden ayudar a fomentar el lenguaje

¿Conocías alguna de estas consecuencias en relación al lenguaje? ¿Ha sufrido alguna tu hijo/a? ¿Cuánto tiempo pasa frente a las pantallas tu hijo/a? ¿Sabes cómo gestionarlo? ¡No dudes en contárnoslo! Te leo en comentarios.

Pin It on Pinterest

Share This
Abrir chat