fbpx

Todos los síntomas del TDAH para comprender el déficit de atención en niños

“Mi hijo es hiperactivo”, “Mi hijo no atiende y parece que está en las nubes” o “Mi hijo es impulsivo” son algunas de las preocupaciones que comentan las familias que acuden al estudio. En muchas ocasiones, estos indicios unidos a un bajo rendimiento escolar consiguen que las familias piensen que su hijo podría tener déficit de atención y estén preocupados. Así que ante la incertidumbre que existe sobre este tema, voy a resolverte a lo largo de este artículo las principales dudas que surgen respecto al TDA-H. Si quieres profundizar y saber más acerca de los síntomas del TDAH, estás en el lugar adecuado. También,  te dejo el artículo que publiqué sobre el tratamiento para este déficit.

¿Cuáles son los síntomas principales del TDAH en niños?

 

El déficit de atención con o sin hiperactividad es un trastorno que se inicia en la infancia y que tiene tres síntomas del TDAH principales:

 tdah sintomas niños

Falta de atención

tdah en niños sintomas

  • Los/as niños/as con TDAH no son capaces de mantener la atención durante mucho tiempo en una misma tarea.

 

  • Son niños/as que están pendientes a muchos estímulos a la vez: desde la tarea que tiene que realizar, la mosca que ha entrado en clase, hasta la mueca de un compañero o el sonido que se escucha a través de las ventanas.

 

  • Es incapaz de dirigir su atención exclusivamente hacia una única tare, y eso genera que no preste atención a los detalles y tenga los llamados “despistes tontos” y cambien un más por un menos.

 

  • Lee por encima y eso hace que muchas veces se coma palabras o no responda correctamente en los exámenes y se olvide de contestar a las preguntas.

 

  • Le cuesta seguir órdenes o incluso las normas de un juego. Por tanto, es probable que olvide algunas de las instrucciones que le has pedido o que no aprenda a jugar a juegos cuando se los explican.

 

Impulsividadtdah en niños sintomas

  • Son niños/as irreflexivos, que actúan antes de pensar en las consecuencias de sus actos. Así que es normal que interrumpa constantemente a los demás o cuando está en una tienda o en algún sitio empiece a tocarlo todo, aunque le digas que no lo haga. ¡Por ejemplo, tengo una idea, voy a interrumpir a la profesora o he visto eso… ala qué chulo! Voy a ver que es…Sin valorar que quizás no es el momento adecuado para hacerlo y la profesora o tú puedas enfadarte con ellos/as.

 

  • Son impacientes y tienen problemas para esperar su turno.

 

  • Necesitan recompensas inmediatas a sus comportamientos, de lo contrario se frustran fácilmente.

 

  • Les cuesta elaborar un plan para organizar las tareas que va a realizar y terminar dicha tarea, es decir, que nunca terminan lo que empiezan. Por tanto, es desorganizado en sus tareas y actividades.

 

Hiperactividad

sintomas tdah niños 6 años

  • Tienen un exceso de energía y movimiento. Necesitan estar constantemente moviéndose, inquietos… Es como si no llegasen a agotarse nunca por mucho que realicen deporte o actividades.

 

  • Habla muy rápidamente y a veces no acaba una conversación cuando ya está empezando otra porque se le olvida lo que estaba diciendo.

 

  • No acaba lo que empieza y inconstante.

¿Qué otros síntomas de deficit de atención tienen los niños?

Los síntomas que te hemos descrito anteriormente, son los síntomas del TDAH principales, pero no son los únicos que puede tener un niño con TDAH.  Esos síntomas principales repercuten a su vez en otros síntomas que se relacionan con el trastorno. No todos los niños/as van a tener estos síntomas, pero no sería raro que los tuvieran:

deficit de atencion en niños

  • Dificultad en su memoria de trabajo: Los olvidos son frecuentes.

 

  • Falta de flexibilidad cognitiva: Eso significa que pueden ser bastante cabezotas ante las conductas, a pesar de que se ha demostrado que son ineficaces o les traen consecuencias negativas. Además, esto influye en su capacidad de adaptación.

 

  • Falta de autorregulación en su comportamiento: Al no pensar antes de actuar, pueden llegar a tener problemas de comportamiento: desobedecer y no hacer las tareas que les mandan…etc. De hecho, el TDAH se relaciona mucho con el trastorno negativista desafiante (un trastorno caracterizado por oponerse a la autoridad y a obedecer las normas) o antisocial (que estaríamos hablando de conductas como robar, pelear, destruir propiedad y hacer daño a personas o animales).

 

  • Dificultades en su socialización: A algunos niños y niñas les cuesta integrarse con sus compañeros, precisamente por esa falta de control de su comportamiento. Están chinchando a sus compañeros frecuentemente o gastándole bromas y no entienden cuando sus compañeros les dicen que paren. A veces, esos problemas generan que se les etiquete como niños agresivos, acosadores etc. Sin embargo, en el estudio nos hemos encontrado con otros casos, en los que hay compañeros/as que sabiendo sus dificultades sociales y las ganas que tienen de tener amigos/as, se aprovechan de esa debilidad y les manipulan para que empujen, gasten más bromas… y así sean ellos los que tengan el castigo.

 

¿Cuál es la diferencia entre un niño TDAH y un niño simplemente inquieto?

 

Quizás, ahora que has leído todos estos síntomas de golpe y a simple vista estés más convencido/a que nunca de que tu hijo reúne los requisitos, no obstante, la diferencia entre un niño inquieto y un niño con TDAH son los siguientes:

 

Su actitud y comportamiento le afecta al menos en dos ambientes

Un niño que es inquieto no le afecta a nivel social y familiar, es capaz de tener amigos y relacionarse bien con los demás. Sin embargo, como te hemos contado antes, los niños TDAH sí que pueden tener problemas en varias áreas de su vida: les cuesta integrarse, desobedecen constantemente en casa y en el colegio, tienen conflictos con amigos, compañeros, profesores y/o su familia. Para que un niño sea diagnosticado de TDAH tiene que tener ese comportamiento en dos ambientes diferentes, no sólo en uno.

Malestar psicológico


La inquietud por sí sola no le afectará en su estado de ánimo ni en su autoestima. Sin embargo, los niños con TDAH al ver su incapacidad para atender, regular su conducta y seguir el rimo de sus compañeros, con frecuencia se desaniman y ellos mismos se etiquetan como vagos/as o inútiles porque sienten que las metas que les marcan son inalcanzables. Por eso, se relaciona el TDAH con otros trastornos emocionales como depresión o ansiedad. La depresión o ansiedad no causa el TDAH, sino que tener TDAH puede traer como consecuencia padecer estos trastornos afectivos.

Bajo rendimiento escolar

Ser un niño inquieto no incide en tener un bajo rendimiento escolar. Quizás a tu hijo si es inquieto no le salga un ejercicio, pero los niños con TDAH tienen problemas a nivel de comprensión por esa falta de atención y dificultades para resolver problemas matemáticos o aprender las tablas de multiplicar. Es decir, que tiene problemas asociados de aprendizaje, por ejemplo problemas con la lectura, escritura, comprensión y comunicación

 

Por eso, la prueba definitoria para diagnosticar a un niño/a con TDAH no se ve a simple vista, es necesario que el niño realice pruebas objetivas que comparen su capacidad con otros niños/as de su edad. Un niño TDAH tendrá una capacidad dentro de los parámetros de la normalidad, pero sin embargo su rendimiento será muy inferior a lo esperado en función de dicha capacidad.

¿Y tú que opinas sobre el TDAH? ¿se te ocurre algún síntoma más? Cuéntame en los comentarios y si tienes alguna duda, estaré encantada de contestarte. Recuerda compartir el artículo si te ha gustado 😉

Pin It on Pinterest

Share This
Abrir chat