fbpx

¿Qué es la realidad virtual aplicado a la terapia psicológica?

Lo primero que tienes que tener claro al hablar de realidad virtual (RV) es qué es lo que la define. La realidad virtual puede definirse mediante tres puntos:

  • El primero de ellos es que se trata de entornos virtuales creados por ordenador que se presentan a través de unas gafas de realidad virtual que nos permiten una visión 360º.

 

  • Lo segundo es que nos permite interaccionar con el entorno de forma que las conductas que yo realizo van a tener un efecto en el mundo virtual, por ejemplo, si giro la cabeza voy a pasar a ver algo diferente, cosa que no ocurre en una película.

 

  • Y, por último, que proporciona estímulos multisensoriales, a través de principalmente los canales visual y auditivo pero a los que se pueden unir otros. Esto hace que nuestro cerebro, con su capacidad de hacer que lo que tengamos delante tenga sentido termine las imágenes virtuales y nos haga creer que realmente estamos viviendo esa experiencia.

 

La realidad virtual se ha investigado y utilizado desde aproximadamente 20 años en el ámbito de la salud mental, proporcionando resultados eficaces para diferentes trastornos psicológicos. Esto se debe a que se ha comprobado que se producen pensamientos, emociones y reacciones de la misma forma que si estuviéramos en esa situación en la realidad.

Te dejo un vídeo dónde te lo explico más detalladamente

 

 

 

¿Y cómo podemos utilizarla en psicoterapia?

Precisamente esa capacidad de nuestro cerebro de engañarnos y hacernos creer que lo que vemos es real y, por tanto, responder con pensamientos, emociones y reacciones es lo que nos permite utilizarlo en las sesiones. Podremos trabajar experiencias que nos produzcan síntomas de ansiedad y miedo de una forma segura y controlada.

Es importante destacar que la RV no se utiliza como metodología única, sino que es un añadido a las terapias convencionales, que nos facilita exponernos a situaciones que nos crean ansiedad de forma menos intensa o nos ayudan a aprender y ser más conscientes de procesos que se aplican en psicoterapia.

¿Cómo es una sesión con Realidad virtual (RV)?

Cuando se decide aplicar la RV en las sesiones de psicoterapia lo primero es explicar en qué va a consistir la experiencia.

Paso 0. Antes de utilizarla de forma terapéutica es importante que la persona pruebe las gafas en un entorno neutro que no le produzca emociones negativas. Así se acostumbrará a ellas y podremos valorar si existe algún tipo de problema como por ejemplo que no vea nítidamente la pantalla, que el audio no se escuche adecuadamente o que se produzca sensación de mareo.

Paso 1. Una vez hecho esto, el terapeuta configura un entorno terapéutico. En los diferentes entornos encontramos variables que podemos modificar. Por ejemplo, en un entorno de miedo a las alturas en el que nos veremos en un ascensor podremos decidir desde qué piso comenzamos, que posición tendremos dentro del ascensor, si el ascensor es de metal o de vidrio, …

También podemos hacer que se incorporen estímulos para simular un estado de ansiedad como que escuches el latido de tu corazón, una respiración acelerada, …

terapia realidad virtualPaso 2. Cuando está configurada, se lanza la escena a las gafas y la persona podrá comenzar a verlo en sus gafas al mismo tiempo que el terapeuta.

Podremos comprobar el nivel de ansiedad que se está sufriendo a través de sensores electrodérmicos y preguntando a la persona para que nos informe a través de una puntuación seleccionada en las gafas (así conseguimos que no se distraiga el entorno).

Paso 3. El terapeuta va guiando e informando a la persona en todo momento y podrán realizarse paradas o momentos de relajación si el nivel de ansiedad es muy elevado.

Las primeras sesiones resultan un poco extrañas ya que es algo muy novedoso, pero a medida que lo utilicemos en más sesiones tu cerebro se acostumbrará y conseguirás sentir que realmente te encuentras en esa situación.

¿Para qué problemáticas podemos utilizar la realidad virtual en terapia psicológica?

En Ayudarte trabajamos con entornos virtuales creados expresamente para su uso terapéutico. En las sesiones, se tienen en cuenta diferentes variables controladas como el profesional para ir modulando la experiencia. Estos entornos nos permiten trabajar en:

  • Trastornos que cursan con ansiedad como ansiedad generalizada, ataques de pánico, ansiedad ante exámenes, agorafobia, ansiedad social, miedo escénico, estrés, …
  • Fobias específicas como miedo a:
    • Las alturas
    • Volar
    • Animales (arañas, perros, cucarachas)
    • Conducir
    • Oscuridad
    • Claustrofobia
    • Miedo a procedimientos médicos
  • TDAH o problemas de atención
  • Trastorno del espectro autista
  • Problemas de conducta
  • Impulsividad
  • Trastorno obsesivo compulsivo
  • Trastorno de la conducta alimentaria
  • Depresión

Además, en la psicoterapia con los más pequeños es una herramienta muy potente ya que, como todos sabemos, todo lo que implique nuevas tecnologías les llama mucho más la atención que lo que se haga de forma más tradicional.¡No es lo mismo que te enseñe a respirar o a relajarte una persona real que lo haga una medusa, un caballito de mar o que te vayan guiando a través de un mundo mágico!

Ahora me encantaría saber qué opinas ¿eres más de la terapia tradicional o de la realidad virtual en sesión?

Pin It on Pinterest

Share This
Abrir chat