fbpx

Básicamente, compartir es considerado un valor de generosidad y de educación, si está “bien educado, compartirá” y sino “será un egoísta”.  Pero ¿crees que imponiéndole que comparta sus juguetes conseguirás que lo atribuya como un valor suyo? Educar en valores va más allá de imponer, se trata de paciencia y comprensión. Paciencia para que vaya adquiriendo todos esos valores que quieres inculcarle y comprensión para que entiendas la etapa de desarrollo en la que está tu hijo. En los primeros años de vida todos pasamos alguna etapa en la somos más “egoístas” o preferimos estar solos. Esto más que un signo de egoísmo o de mala educación, debería ser un momento para analizar la situación y descubrir cuáles son sus motivos: quizás le pides demasiado para su edad, le cuesta integrarse o emocionalmente no está en un buen momento. Por eso la clave es comprender la situación y analizar si se te han pasado por alto ciertas consideraciones importantes por conseguir que comparta: compartir ayudarte estudio psicologia gijon   Si quieres enseñarle a compartir, lo mejor es que empieces por ti. Muchas de las conductas que adquirimos las aprendemos por observación y aunque eso no garantice 100% que tu hijo vaya a compartir, sí es cierto que aumenta las posibilidades de que lo haga. Sin embargo, ser modelo no se trata de que tú compartas por él sus juguetes, sino de que tú seas generosa con tus cosas con otras personas y que él te pueda ver haciéndolo. “Compartir por tu hijo, no fomenta que él vaya a compartir”.   Enséñale las ventajas que tiene compartir con otros:  Quizás sólo vea el lado malo de quedarse sin juguetes o piense que no los va a recuperar, pero ¿si en realidad eso hiciera que los triplicara porque los demás también compartieran los suyos? ¿O cree que eso te va a hacer sentir orgulloso? Si ve la parte positiva será más probable que empiece a compartir con los demás y encima se mantenga en el tiempo, no sólo cuando tú se lo pides. No obstante, tienes que entender que todos esto que ves sencillo son razonamientos complejos (como la empatía), así que quizás le lleve tiempo y tú tendrás que armarte de paciencia para que él esté en ese nivel de razonamiento sin etiquetarle de “malo”.   compartir ayudarte estudio psicologia gijonNo se aprende escuchando sino jugando: Las explicaciones largas y los sermones tampoco van a servir, si quiero enseñar a un niño a compartir siempre opto por charlas cortas y juegos cooperativos o aquellas actividades (como el deporte de equipo o hacer un puzzle todos juntos) en las que nos necesitemos los unos a los otros. El único problema de esos juegos es que dejar que se enfrente a un juego cooperativo él solo siendo pequeño no servirá de mucho si tú no le ayudas. Por eso, es conveniente que en un principio estés tú como facilitador para que entienda las reglas del juego y para ayudarle en sus relaciones con los demás. Siempre es mejor que comprenda las situaciones en el momento que pasado un rato o al día siguiente.   Ayúdale a gestionar esas situaciones: El hecho de poseer algo o querer algo y que no lo den puede ser difícil. Es importante prepararlo y anticiparle esos momentos, sobre todo si sabes que va a estar con otros niños:

  • Frustración tanto por si no te dan lo que quieren como por tener a un niño que está pidiéndote jugar con sus cosas.
  • Respetar turnos: Una forma de compartir puede ser estar un tiempo determinado jugando y que el otro niño esté otro rato.
  • Conflictos de forma asertiva: Llorar o volverse agresivo arrebatándole a la persona lo que desea no es una opción. Si quieres algo lo mejor es hablar con el niño y tratar de llegar a un acuerdo.
  • Culpa: No debe verse obligado a compartir sólo por no decepcionar a su amigo o su padre.

Y ahora es tu turno, ¿qué opinión tienes sobre este tema? ¿tu hijo comparte? ¿cómo lo enfocáis en casa? Nos encantará que compartas más abajo en la sección de comentarios tu experiencia y dudas sobre el tema.]]>

Pin It on Pinterest

Share This
Abrir chat