fbpx

En la actualidad, no podemos hablar de relaciones sociales sin hablar de redes sociales. Muchas de nuestras interacciones son a través de pantallas, gracias a las cuales podemos conectar con muchas más personas y acceder a muchísima información. Los adolescentes son principales que utilizan las redes sociales. Tanto a ellos como a nosotros, nos ha facilitado y enriquecido un montón nuestras vidas, pudiendo mantener un contacto más cercano con aquellos que tenemos lejos o resolviendo nuestras dudas de manera inmediata. Pero, obviamente, todo tiene dos caras. Por eso, en el siguiente artículo te explico cómo afectan las redes sociales en la autoestima de los adolescentes.

¿Cómo influyen las redes sociales en nuestras sociedad?

ayudarte estudio psicología gijonLas redes sociales nos muestran precisamente eso, una de las dos caras de la moneda, ya que no se suelen compartir en ellas momentos de fracaso o tristeza. Las imágenes que se comparten y que nos llegan de nuestros amigos, influencers y famosos son de una vida idílica. Esto es lo que en la Universidad de Stanford han bautizado con un término que me ha parecido muy descriptivo: “síndrome del pato”, ya que cuando ves a un pato deslizándose por un estanque suavemente, no estás viendo el esfuerzo que están haciendo sus patas por debajo del agua. Y es precisamente lo que pasa en las redes, parece que aquello que se publica ha sido dado sin involucrarse apenas para conseguirlo.

Además de esto, las imágenes que encontramos en las redes exponen estereotipos de belleza y de cómo debería de ser nuestro día que son difícilmente asequibles y alcanzables. Gracias a aplicaciones de edición podemos moldear las fotos de muchas maneras: haciendo que un día gris parezca soleado, modificando las imperfecciones naturales del cuerpo humano y resaltando aquello que queremos que tenga más protagonismo en la foto.

Y de esto quienes más saben son los influencers. Es cierto que cada vez más comienzan hablar de lo que hay detrás de esas fotos perfectas, de problemas emocionales y psicológicos, de presiones y ansiedad por publicar algo “atractivo de ver” cuando estás destrozado y no te apetece. Pero se siguen viendo imágenes artificiales, pensadas y repasadas 100 veces, retocadas y fingidas que en muchos casos pueden hacer que nos pongamos metas y objetivos poco realistas que al no conseguir nos producen insatisfacción y frustración y que pueden ser una bala contra la autoestima de aquellos que se encuentran en momentos de susceptibilidad.

¿Qué es la autoestima?

La autoestima es esa valoración que hacemos sobre nosotros mismos, nuestras cualidades, nuestra capacidad de conseguir las cosas que nos proponemos y lo que vemos en el espejo. No es algo que permanezca estable, si no que varía a lo largo del día, de las semanas y los años. Se forma mediante la observación y valoración de nuestros actos y emociones. También gracias a la interacción con los demás y cómo estos nos perciben, siendo una etapa determinante la infancia, en la que aún no se tiene tanta capacidad de juicio y lo que nuestros padres y amigos nos transmitan tendrá gran relevancia para desarrollar una buena autoestima.

¿Cómo puede afectar la autoestima en la adolescencia?

Una de las etapas más susceptibles respecto a autoestima y redes sociales es la adolescencia. En primer lugar, porque es en la que más se utilizan estos medios como forma de interacción con los iguales y en segundo lugar por la importancia que toma la apariencia y la valoración de los demás. La popularidad se mide en me gustas, follows y comentarios y la comparación con otros es casi inevitable, ya que es cuando se comienza a buscar la propia identidad, quién eres separado de tus padres, qué te gusta y qué no.

¿Cómo ayudo a mis adolescentes para que las redes sociales no afecten de forma negativa a su autoestima?

Por todo ello, como padres es necesario implicarse para ayudar a que se utilicen las redes de la mejor forma. No vale con tener una sola conversación sobre los peligros de estas o con la prohibición de utilizarlas. De esta forma no estaremos fomentando un buen uso. Os dejo algunos consejos para afrontar este tema con vuestros hijos:

Tómate en serio el tema

trabajar autoestima en adolescencia psicologiaPuede ser que tu no le des tanta importancia a lo que pasa en el mundo virtual como tu hijo/a, pero para ellos forma parte de su realidad.

No les exijas que te enseñen sus redes o las espíes a sus espaldas

Es normal que quieras saber qué hace tu hijo/a en redes, pero hay otra herramienta que te va a ayudar mucho más a reforzar el vínculo: la comunicación. Pídele que te cuente y si quiere enseñarte cosas sobre las redes, interésate por sus gustos, haz preguntas (¡sin interrogar!). De esta forma verán que confías en ellos y que te interesas por ellos.

No le juzgues o critiques

Relacionado con lo anterior es muy importante no juzgar aquello que compartan con nosotros. Ni sus gustos, ni las fotos que comparte, ni las de sus amigos. Así lo único que conseguiremos es que nunca más confíen en nosotros. Podemos preguntarles a ellos qué opinan de eso que están viendo y cómo les hace sentir.

Reflexiona con él/ella

Fomentar que se planteen qué hay de realidad en lo que ven en las redes sociales. Haciendo preguntas sobre cómo cree que se llegó a esa foto, que hay detrás de ella, si sus amigos son tal cual se muestran en redes sociales, si él/ella mismo/a lo es…

Preocúpate por su estado de ánimo

Si ves que tu hijo/a está decaído en el día a día, pero en las redes se muestra feliz, quédate con lo que ves en la realidad. Acuérdate de la cara oculta de la moneda. Hazle saber que estás ahí para cualquier cosa que pueda necesitar, sin juicios ni riñas.

Propón momentos sin redes sociales

Anima a toda la familia a tener ratos o días de desconexión. Muchas veces se les pide a los niños y adolescentes cosas que nosotros mismos no hacemos. Con lo que debemos ser un ejemplo en cuanto a uso de redes sociales.

Dialoga sobre sus cualidades

Hazle saber lo que lo valoras y las cualidades que más te gustan de tu hijo/a. No necesita efectos, filtros, ni apps de edición para ser maravilloso/a, pero tienes que decírselo con palabras. Te dejo un artículo sobre autoestima en la infancia que puede ayudarte y los errores de autoestima que puedes cometer.

Comparte tus sentimientos, no sólo la alegría

Exprésate con tus hijos, muéstrales cómo te sientes sin miedo, que no pasa nada por fracasar, que es normal tener días malos y que es importante compartir los sentimientos con los demás. De esta forma te asegurarás que cuando ellos lo necesiten verán normal compartirlo contigo.

Y ahora me encantaría que me dijeras ¿qué impacto tienen las redes sociales en la autoestima de tus hijo/as adolescentes? ¿cuáles son los trucos que utilizas para que no os influya tanto en su autoestima? Te leo en comentarios

Pin It on Pinterest

Share This
Abrir chat