fbpx

Hoy en día saber un segundo idioma es una gran ventaja, ya sea para poder viajar con total independencia, para poder optar a mejores puestos de trabajo o incluso para poder descifrar las instrucciones de cualquier manual.

Muchos nos quejamos por la gran dificultad que supone aprender un nuevo idioma ya de adultos y nos decimos… ¡Ojalá lo hubiera aprendido en mi infancia y ahora fuera bilingüe!

¿Sabemos lo que es realmente el bilingüismo? El bilingüismo es la capacidad de una persona para utilizar indistintamente dos lenguas en cualquier situación comunicativa y con la misma eficacia.Este tema en la actualidad genera gran controversia, dado que hay tanta gente a favor como en contra del bilingüismo y si a eso le sumamos niños con problemas del lenguaje cuyas familias se enfrentan a la ardua labor de que aprendan una segunda lengua, peor aún.

Por ello hoy Alba Romero, logopeda y psicóloga te habla de estos 5 mitos y realidades sobre el bilingüismo y el desarrollo del lenguaje, are you ready?

  • Para ser bilingüe basta con ser expuesto a dos lenguas. MITO
bilingüe bilingüismo

Por estar un mayor tiempo expuesto auditivamente a dos lenguas no quiere decir que se sea ya bilingüe, ya que si no comprendemos la lengua de nada nos sirve escucharla. Para ello debemos ayudar al niño/a,  contextualizando ambas lenguas y dotándolas de significado, ya sea mediante el juego o mediante el aprendizaje de forma espontánea, reciproca y con intercambio e interacción comunicativa.

  • Existe un periodo crítico para la adquisición del bilingüismo. REALIDAD

Existen estudios que confirman que ya con pocos meses de vida somos capaces de diferenciar auditivamente dos lenguas diferentes, pero esta capacidad se va limitando a medida que vamos creciendo y nos exponemos a una única lengua. Es en el segundo semestre de vida, entre los 6 y los 12 meses, cuando los bebés están más predispuestos a la adquisición del lenguaje y por ende al aprendizaje de diferentes lenguas. Este periodo solo dura unos pocos meses, debido a la rapidez a la que se desarrollan las regiones cerebrales relacionadas con la percepción auditiva.

Esto no quiere decir que perdamos la capacidad para aprender nuevos idiomas, sino que en ese periodo el aprendizaje es más efectivo.

  • El bilingüismo hace que el cerebro se encuentre sobrecargado, y por ello funcionará de forma más lenta. MITO
bilingüe bilingüismo

El bilingüismo influye de forma positiva en el desarrollo cognitivo de nuestro cerebro. Un estudio realizado a adultos bilingües afírma que estos utilizan de forma más eficiente aquellas regiones cerebrales relacionadas con las funciones ejecutivas (memoria de trabajo, flexibilidad cognitiva, control de la impulsividad…) Al parecer los niños/as bilingües al tener que alternar continuamente entre dos lenguas, están entrenando de forma continua sus funciones ejecutivas, viéndose estas mejoradas en la adultez. Así es que personas de la tercera edad bilingües padecen menor deterioro cognitivo.

  • Los niños con trastornos del habla o de procesamiento del lenguaje pueden tener más dificultades para aprender un segundo idioma.  REALIDAD

Esta creencia la debemos coger con pinzas y es que no se puede generalizar. Generalmente si existe dificultad en la adquisición de una lengua es normal que en la nueva lengua que se adquiera aparezcan las mismas dificultades. Por ello aquellos niños/as con un trastorno del lenguaje, se recomienda retardar el inicio del aprendizaje de una nueva lengua.  Pero esto depende de las capacidades y dificultades de cada niño/a. 

  • El bilingüismo produce retrasos del habla y trastornos del lenguaje.  MITO

Esta creencia se encuentra muy extendida en nuestro día a día. El bilingüismo no es la causa de un trastorno del lenguaje. Un trastorno del lenguaje lo puede presentar cualquier niño, ya sea bilingüe o no. Y si es bilingüe este trastorno estará presente en ambas lenguas. Es importante recalcar que si un niño en un ambiente bilingüe presenta un retraso del lenguaje o un trastorno, es necesario estimularle únicamente su lengua materna, dadas las dificultades que presenta.

¿Y tú qué opinas? Está claro que en la mayoría de los casos existen ventajas, siempre y cuando el bilingüismo se implante de forma correcta, efectiva y no exista ningún problema de lenguaje ya que en este caso podría ser contraproducente. Ahora te toca a ti, ¿Estás a favor o en contra del bilingüismo?

Pin It on Pinterest

Share This
Abrir chat