fbpx

Hoy os traemos un artículo diferente, pero que consideramos que puede ayudar a muchas familias. Estos últimos meses en el estudio, hemos tenido varios casos de disgrafía pero también de dispraxia y nos hemos dado cuenta que son dos términos que se confunden mucho. Por ello, hemos traído este artículo donde os vamos a contar con más detalles las diferencias entre ellos.

Te pongo un vídeo explicándolo todo para que no te quede ni una sola duda:

Antes de nada, cabe destacar, que la dispraxia es un trastorno poco conocido y, que, precisamente por eso, da lugar a confusión. La disgrafía por el contrario, aunque se llega a confundir con la dislexia o la disortografía, es mucho más reconocido.

¿Por qué se confunden? Pues es sencillo. Porque son dos dificultades de aprendizaje que afectan a la MOTRICIDAD FINA y, por tanto, pueden afectar en la escritura. Lo primero y esencial que debemos comprender es que, aunque son dos trastornos diferentes, pueden darse al mismo tiempo en algunos niños/as.

¿Qué es la dispraxia?

Es un trastorno que afecta al desarrollo de las habilidades motoras (tanto la motricidad fina como la gruesa), existen problemas en la planificación y realización de tareas relacionadas con la motricidad fina, dando lugar a grandes dificultades en actividades del día a día, como puede ser lavarse los dientes, atarse los cordones…

motricidad grafiaAlgunas consecuencias de este trastorno, además de las dificultades que conlleva, es la aparición de ansiedad, baja autoestima, dificultades de aprendizaje… derivadas de las complicaciones del trastorno.

Es un trastorno en el que deberían intervenir diferentes profesionales: terapeuta ocupacional para trabajar las habilidades motoras, psicólogo para trabajar a nivel de ansiedad y autoestima, pedagogo para mejorar en relación a la escritura… Una herramienta que les puede ayudar mucho a estos niños/as es la elaboración de autoinstrucciones donde aparezcan paso a paso ciertos procesos que en el día a día para ellos son complejos. Por ejemplo: pasos para atarse los cordones con imágenes reales.

Es fundamental que tengamos en cuenta que, es mucho mejor ofrecerles herramientas para que puedan desarrollar su autonomía a evitar que se enfrenten a ciertas situaciones porque para ellos son complicadas. Es decir, les vamos a ayudar más ofreciéndoles un material de apoyo para que puedan atarse solos los cordones que si les cambiamos los zapatos de cordón por unos de velcro. Su autoestima de esta forma, se verá muy reforzada.

¿Qué es la disgrafía?

Aunque hay gran diversidad de opiniones en cuanto a las definiciones y a los tipos de disgrafía que existen, vamos a quedarnos con esta definición: es una dificultad específica para utilizar de manera funcional la escritura manual, afectando a los procesos grafomotores.

disgrafia dispraxia infantilEsta dificultad se caracteriza por tener una letra ilegible, lenta, desorganizada y poco funcional. Estos niños/as pueden tener otras dificultades de aprendizaje asociadas.

Por supuesto, también podrían aparecer problemas a nivel conductual, ansiedad o baja autoestima, por lo que también podría ser necesaria la intervención de diferentes profesionales: pedagogo para trabajar la disgrafía como tal y analizar los procesos que están implicados y que no funcionan como deberían, psicólogo para tratar la ansiedad o la baja autoestima, terapeuta ocupacional en el caso de que sea necesario fortalecer las habilidades motoras finas…

Y con esto, esperamos que haya quedado claro la diferencia entre estas dos dificultades que tanto se confunden. Si te ha gustado y quieres alguna actividad para poder trabajarlas en casa, déjalo en comentarios.

Pin It on Pinterest

Share This
Abrir chat