fbpx

claves para conseguir tus propósitos se conviertan en realidad.

Los deseos de Edu

  Cada final de año, Edu se sentía tremendamente nervioso, más incluso que con la uvas deseos navidad ayudarte estudio psicologíallegada de Santa o los Reyes Magos… ¿Por qué? Porque según sus padres cada 31 de diciembre cada persona tenía la oportunidad de pedir un deseo tras terminar de comerse las uvas, un único deseo para conseguir todo lo que quisieras.   Durante 8 años, Edu había pedido desde coches muy caros hasta unas zapatillas último modelo. Sin embargo, año tras año… nada. Estaba claro que algo no hacía correctamente. Pero ¿qué era? Parecía bastante evidente que si este año quería que la situación cambiara necesitaba abordarlo de forma distinta. Así que tras mucho discurrir… ¡eureka! Iría al origen, a la persona que había enseñado a sus padres y que más sabía de tradiciones: su abuelita Clara.   Su abuelita no era cualquier abuelita, era fuerte, valiente… A sus 90 años era capaz de recorrer medio maratón sin pestañear y era capaz de recordar con todo lujo de detalles todo lo que acontecía en cualquier rincón de su amado pueblo. Así que nadie mejor que ella para sacarla de dudas.  

– Adorado Edu- dijo con un tono pausado y claro- La respuesta no está en lo que deseas sino en lo que puedes hacer para lograr cumplir tu deseo.

  Esas palabras calaron muy hondo en Edu pero no llegaba a entenderlas ¿qué querría decir su abuela?

-Abuelita ¿tú conseguiste alguna vez que se cumpliera alguno de tus deseos de nochevieja?

-Cada uno de ellos, mi niño.

-¿Y cómo lo hiciste?- dijo sorprendido Edu- Porque yo por más que lo intento no consigo nada.

-Nunca fue fácil, pero sabía que tenía 365 oportunidades para tarta ayudarte estudio psicologia navidad uvas propósitosacercarme a mi deseo y no pensaba desaprovecharlas. Así que el año que quise ganar el concurso de tartas, cada tarde durante más de 3 meses me dediqué a buscar las mejores recetas en la biblioteca de la ciudad, en el kiosco… Y después de eso, los tres meses siguientes a crear algo nuevo. Al principio, era un desastre, tu pobre abuelo y tu madre tuvieron que comer muchas malas y ayudarme a ir perfilando la receta: añade azúcar me decían, prueba con más chocolate… Siempre tenían una palabra de ánimo: Ya estás más cerca, tú vales! Así cada día hasta que conseguí hacer la tarta perfecta al cabo de 12 meses.

– ¿Y ganaste?

– Más de lo que crees Edu, más de lo que crees… Gracias a eso, ese año no gané el primer premio pero conseguí ganar 10 años seguidos y cumplir cada uno de mis deseos, porque el secreto no es desearlo con muchas ganas o quejarte por tu mala suerte sino en tener paciencia y luchar cada día por muy difícil que sean las cosas.

Por eso, nosotras nos proponemos que el año que viene vamos a seguir ofreciéndote más consejitos semanales y esperando tus dudas y sugerencias. Y tú, ¿por qué vas a luchar este año?

]]>

Pin It on Pinterest

Share This
Abrir chat