fbpx

Preparas a tu hijo para enfrentarse el primer día de colegio, a superar sus miedos, pero ¿y a la muerte? A día de hoy, sigue habiendo temas delicados que, como padre o madre tratas de evitar hablar con tu hijo por todos los medios. A veces como el tema del sexo es porque te da vergüenza y otras veces, como el de la muerte porque ni tú mismo quieres hablar de ello o no sabes cómo abordarlo. Así que hoy dedicamos el Superpapis de esta semana a hablar de ello sin tapujos para que deje de ser la asignatura pendiente en tu casa.

No hablar de temas importantes de la vida, no hace que no pensemos en ello, de hecho podemos llegar a pensar incluso más. Preparar a un hijo ante la vida no es protegerle de los peligros, sino ofrecerle herramientas para que consiga vivir la vida y no sobrevivir. Pero, ¿cómo lo enfocamos y cuando es la edad indicada? Probablemente leas otros blogs, dónde habrá muchas teorías al respecto, así que a lo largo de este artículo te ofreceré la mía en 4 consejos prácticos:

Deja que el tema surja de forma natural: Desde que naces, ya sientes, así que ese es el momento indicado para empezar a hablar con tu hijo. No cometas el mismo error que quizás cometieron contigo, no se trata de estar hablando constantemente o de no hablar del tema hasta que no sea estrictamente necesario sino de aprovechar los momentos que la vida te da para ofrecerle herramientas. Por ejemplo, Halloween es un momento genial para poder empezar a hablar de ello o una película en que alguien muera o algún caso cercano.

No te centras sólo en la muerte, la pérdida es algo más amplio: ¿Recuerdas la primera vez que rompieron algo que a ti te gustaba? ¿O lo que sentiste cuando esa amiga tuya se fue a otro colegio y dejaste de verla? En la vida hay muchas formas de “perder” a algo o alguien que nos importa y por eso es fundamental que, en lugar de enfocarte en la muerte, te des cuenta de que la muerte no deja de ser una pérdida, así que ayuda a tu hijo a sobrellevar esas pequeñas pérdidas. Las pequeñas de pérdidas de niños nos ayudan a gestionar las grandes pérdidas cuando somos adultos.Ser fuerte emocionalmente no significa sólo expresar aquello que tú consideras importante, sino tener herramientas para enfrentarnos a todas esas situaciones tanto positivas como negativas que van surgiendo a lo largo de la vida.

No finjas que no ha sucedido nada:Te pasas el tiempo “protegiendo a tus hijos” del dolor, de la tristeza y del sufrimiento y ¿para qué? ¿No es más doloroso descubrir la verdad finalmente? En ocasiones, escucho historias de familias a las que se les ha muerto la mascota de la familia y han optado por reemplazarla al poco tiempo, cómo si eso fuera posible. Empieza por hablar con él de eso, no lo trates como algo insignificante en su vida. Tu hijo va a sufrir, sufre cuando pierde un juguete que es querido para él, cuando cambia de casa o cuando no va a volver a ver a un amigo porque ya no está en el mismo colegio o en la misma ciudad y muchas veces en lugar de consolarle o darle herramientas para que se enfrente a ese dolor, le decimos que no es para tanto, que es un dramático o le distraemos para que se olvide. Asumir cambios requiere tiempo. He conocido niños que han estado meses echando de menos su antigua casa y otros que lo han visto como una oportunidad. Si tu hijo es de los primeros casos, ten paciencia y no infravalores esos sentimientos, aunque no los comprendas.

Demuestra sensibilidad y cercanía: Quizás te resulte una tontería, pero hay muchas personas que les cuesta conectar con otras, así que este tip va especialmente para ellos. ¿Cómo demostrar sensibilidad? Empieza por validar su emoción: “Es normal que te sientas triste, era un peluche, amigo, casa (…) importante para ti y tienes muchos recuerdos” y a continuación pensar juntos soluciones concretas para aliviar ese dolor: un abrazo, ponerse en contacto con ese amigo de alguna forma, conservar una foto o dibujarlo y tenerlo en la nevera…

Por último, ha llegado tu momento. Si nos sigues desde hace tiempo sabes que no hay nada que más nos pueda gustar que compartas tu opinión y tu experiencia con nosotras en los comentarios. ¡Prometemos contestarte a esta y todas las dudas que tengas! 😉

Pin It on Pinterest

Share This
Abrir chat