fbpx

La dislexia es un problema específico y permanente de aprendizaje de origen neurobiológico que afecta a la lectura y escritura principalmente. Alrededor del 10% de los niños que van al colegio tienen dislexia y es más común para los varones. El hecho de que les cueste aprender a leer o escribir no significa que sean menos inteligentes que otros niños (de hecho son muy brillantes y creativos), simplemente tienen una alteración en la parte que se dedica al área del lenguaje y como consecuencia tienen que aprender de una forma distinta a la tradicional para conseguir leer y escribir adecuadamente. Hoy, te vamos a explicar, al igual que lo hicimos con el artículo del TDAH, los superpoderes que todo disléxico tiene para que consigas apoyarte en sus fortalezas y no tanto en sus debilidades cómo supieron hacer Da Vinci, Picasso o Steve Jobs para tener éxito. Dislexia síntomas niños

  • Gran procesamiento y agudeza visual: Al tener alterado el área del lenguaje, lo compensa desarrollando más la parte visual. Así que no es de extrañar que comprenda mejor mediante imágenes o sentimientos o a través de otros sentidos (como el olfato, el tacto…) que con sonidos o palabras. Por tanto, es lógico que destaque en aquellas asignaturas que no tienen tanta carga lectora como el arte, música, teatro, mecánica, deporte, diseño…
 
  • Superintuición y creatividad para resolver sus problemas. Gracias a que su hemisferio derecho funciones cerebro dislexia está intacto, la imaginación, los sentimientos y la creatividad se desatan y cobran especial protagonismo. De hecho, utiliza de forma tan ingeniosa estas habilidades que conseguirá engañar a los demás acerca de sus debilidades, lo que a veces puede ser difícil de detectar por ti o por algún profesor. Por ejemplo, la lectura no consiste en leer palabras sin errores, sino de forma fluida, rápida, con entonación y comprendiendo lo que se ha leído. En el caso de los disléxicos no llegan al primer paso porque tienen problemas con el reconocimiento de palabras, es decir que no relacionan correctamente la conversión grafema (la letra)- fonema (con el sonido), consiguiendo que no lleguen a automatizar el proceso de la lectura y en ocasiones llegan a leer de memoria (mnésica) cuando escuchan lo que los demás leen (pueden ser sus padres u otros compañeros) y luego lo repiten como si lo estuvieran leyendo sin haber entendido nada. Sin embargo, no siempre consiguen disimular sus dificultades y no es de extrañar que no quiera ir al colegio o incluso lleguen a querer ir al baño o quejarse de dolores de cabeza o mareos con tal evitar leer en alto o salir a la pizarra.
 
  • Curiosidad y tesón. No hay asignaturas en las que por uno u otro motivo no se tenga que leer o escribir correctamente sin faltas de ortografía. Por tanto, si no sabes leer adecuadamente, no vas a poder escribir y eso hace que tenga que realizar un sobreesfuerzo durante todo el día para rendir al nivel de sus compañeros. El problema no es que no tenga capacidad para termina sus deberes, es que se hacen eternos y aburridos porque se tardan más en hacer de forma correcta. Por ejemplo, si tienen que leer la palabra empeñado, pueden sustituir unas letras por otras (empenad) u omitirlas (peñado) o añadir letras (empeañado), así que lo que a un niño le cuesta 30 minutos, a él le puede llevar 2 horas y sino te lo crees, te ponemos un ejemplo para que te pongas en su lugar:

 

via GIPHY

  • Excelente memoria a largo plazo para experiencias, lugares y caras. Es capaz de recordar acontecimientos de hace mucho y sin embargo no recordar lo que acaba de memorizar o las instrucciones o los datos que le diste el día anterior. Esto se debe a que tiene problemas con la memoria a corto plazo. Además, se distrae fácilmente con los sonidos o cualquier otro estímulo. Dicha distracción se agrava si tiene que calcular algo mentalmente (como multiplicaciones sencillas o manejar dinero), aprender las horas o darle alguna orden relacionada con el espacio (por ejemplo, confunden derecha/izquierda). Por tanto, todo eso le influye para planificarse y organizar su tiempo al escribir o realizar un examen o en cualquier área de su vida. Así que para solucionarlo, es importante estimularle con actividades cortas o que conecten con situaciones que han vivido o dibujos o incluso con las nuevas tecnologías.
De esta forma, comprenderás que vivir en un mundo dónde todo se hace a través de la lectura o la dislexia escribir dibujo ayudarte estudio psicologíaescritura es muy complicado y eso les convierte en unos auténticos luchadores. Por este motivo, aunque los demás piensan que están teniendo una ventaja extra por tener exámenes orales o usar la calculadora o disponer de más tiempo, en realidad, se trata de tener las mismas oportunidades que el resto para demostrar que han estudiado. Sin embargo, no siempre consiguen las adaptación en el colegio y sus notas bajan debido  a las faltas de ortografía y sus errores al escribir, así que acaban pensando que el esfuerzo no sirve más que para sacar peores notas y pueden llegar a desarrollar baja autoestima. Por eso, el papel de los padres debe ser el de apoyarlos emocionalmente y no el de forzarles a leer un día tras otro textos largos sino ofreciéndoles actividades y juegos complementarios que refuercen de otra forma esas habilidades. Si tu hijo tiene dislexia o un retraso lector o simplemente ves que cada vez lee menos y como consecuencia comprende y se expresa peor y estás en Gijón, te recomendamos que te informes sobre los talleres veraniegos que hemos preparados para niños y adolescentes que inciden sobre este y otros problemas. Talleres verano niños adolescentes Gijón estudios comprensión expresión  Ahora ha llegado el momento de que te animes a participar con tus dudas sobre la dislexia, tu experiencia o nos cuentes ese consejo que darías a cualquier padre o madre que esté pasando por este problema con su hijo.]]>

Pin It on Pinterest

Share This
Abrir chat