fbpx

la paz sigue siendo, desgraciadamente, una utopía. Las palabras de Gandhi siguen siendo tan vigentes hoy como hace unos años. En este ocasión, nos gustaría recordar una de sus frases más populares “Si quieres cambiar al mundo, cámbiate a ti mismo”.   Hoy 21 de septiembre, nos sumamos al día internacional de la paz con nuestro particular homenaje para los peques: Un cuento. Parece imposible que una persona cambie el mundo, sin embargo, el granito que cada uno haga para conseguir resolver los conflictos de una forma no violenta, ayudará enormemente al cambio y por eso, es importante inculcarle a nuestros hijos desde pequeños a aprender a defenderse de forma asertiva.  

Cuento para el día de la paz 

¡Por fin había llegado septiembre! Desde hace 5 años lo que más le gustaba a Zoe era la llegada de este mes, porque entre otras cosas, eso significaba ¡la vuelta al cole!   Había tantas cosas emocionantes los primeros días: ir a por los libros, forrarlos, descubrir qué profe tendría o si vendría algún niño nuevo… Zoe no sabía hasta qué punto este año iba a ser diferente para ella…. ¡Había un nuevo compañero!.   La “seño” le puso a su lado y le pareció genial poder conocer a otra persona, sin embargo… niña paz ayudarte estudio psicologiaZoe no tardó en arrepentirse de ese pensamiento. Noah, que así se llamaba “el nuevo” era tremendamente pesado y desordenado: le cogía los colores, o le mordisqueaba los bolis, la llamaba todo el rato y le daba patadas por debajo de la mesa… ¡Qué horror! Al principio ella trató de ignorarle y pensar en positivo: Ya se cansará, seguro que es porque está nervioso…   Sin embargo, ya habían pasado 3 meses y ¡seguía!. Un día después de volver de las vacaciones de navidad, la “seño” explicó lo que eran las normas de clase. Por lo visto, eran unas sencillas reglas que todos debían cumplir para conseguir que reinara la paz en clase y que todos debían respetar. ¡En ese momento tuvo una idea brillante! Una vez que sonó la sirena que anunciaba el recreo, cogió sus colores y un par de folios… Estaba dispuesta a resolverlo de una vez por todas.   Ese día, cuando Noah llegó del recreo se encontró una nota en su pupitre que decía lo siguiente:carta no violencia paz no acoso resolución pacifica conflictos niñosLa historia de Zoe, que además hay partes inspirados en un hecho real, es la historia a la que muchos niños no saben cómo enfrentarse y acaba en peleas. Sin embargo, siempre hay otra forma.   Ahora te toca a ti en nuestra sección comentarios, ¿crees que a Zoe le dio resultado? ¿cuáles más se te ocurren para conseguir que un compañero deje de molestarte? Nos encantará leer tus comentarios e ir haciendo una lista con todas las ideas que se te ocurran.]]>

Pin It on Pinterest

Share This
Abrir chat