logo

Cuento la casa de los mil espejos

¿Nunca te han dicho eso de que no trates a los demás como no te gustaría que te trataran? Quizás sepamos la teoría pero nos cueste verlo cuando nos pasa a nosotros o a nuestros hijos/as les cueste entenderlo. Por eso, este mes de octubre lo inauguramos con el cuento “La casa de los mil espejos” que ilustra muy bien cómo el comportamiento y la actitud que mostramos a los demás influye en nuestras relaciones con todo el mundo. Esperamos que disfrutéis tanto como los/as chicos/as que vienen a Ayudarte Estudio de Psicología:

Ilustración: Alberto Vázquez

Se dice que hace tiempo, en un pequeño y lejano pueblo, había una casa abandonada. Cierto día, un perrito buscando refugio del sol, logró meterse por un agujero de una de las puertas de dicha casa.

El perrito subió lentamente las viejas escaleras de madera. Al terminar de subirlas se topó con una puerta semi-abierta; lentamente se adentro en el cuarto. Para su sorpresa, se dio cuenta que dentro de ese cuarto habían mil perritos más, observándolo tan fijamente como él los observaba a ellos.

El perrito comenzó a mover la cola y a levantar sus orejas poco a poco. Los mil perritos hicieron lo mismo.
Posteriormente sonrió y le ladró alegremente a uno de ellos. El perrito se quedó sorprendido al ver que los mil perritos también le sonreían y ladraban alegremente con él.

Cuando el perrito salió del cuarto se quedó pensando para sí mismo:

«¡Qué lugar tan agradable… voy a venir más seguido a visitarlo!»

Tiempo después, otro perrito callejero entró al mismo sitio y se encontró en el mismo cuarto. Pero a diferencia del primero, este perrito al ver a los otros mil perritos del cuarto se sintió amenazado ya que lo estaban viendo de una manera agresiva.

Posteriormente empezó a gruñir, obviamente vio como los mil perritos le gruñían a él. Comenzó a ladrarles ferozmente y los otros mil perritos le ladraron también a él. Cuando este perrito salió del cuarto pensó:

«¡Qué lugar tan horrible es éste… nunca más volveré a entrar allí!».

En el frente de dicha casa se encontraba un viejo letrero que decía: «La Casa de los mil Espejos».

La moraleja de este cuento es que todos los rostros del mundo son espejos. Decide cuál rostro llevarás por dentro y ese será el que mostrarás. El reflejo de tus gestos y acciones es lo que proyectas ante los demás.



Una respuesta a “Cuento la casa de los mil espejos”

  1. Se feliz mientras puedes y no hagas daño a nadie si no quieres que te hagan daño a ti se activo y positivo con tus amigos,familiares y compañeros de trabajo ayuda les cuando lo necesiten.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies. Si continua navegando dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y de nuestra política de cookies, pinche el enlace para más información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Traducir »