logo

Juegos para viajar en coche que mejoran la lectoescritura de niños de 6 a 12 años

Viajar en familia es maravilloso, te permite compartir momentos especiales y descubrir a tus hijos en un ambiente diferente, el problema muchas veces ser los trayectos. Cuánto más largos los trayectos, más pereza te da irte. Pasar 5-10 es algo tolerable, pero cuando pasan más de 30 minutos encerrados en un mismo espacio en el que apenas pueden moverse, la situación se complica.  Además, en el caso de viajar en un avión o autobús la tensión aumenta.  No sólo te preocupas de tu hijo y su “¿Cuánto falta?”, también tienes que lidiar con la incomprensión de ciertas personas que están sentadas a tu alrededor si tu hijo se enfada. No te pierdas el artículo de hoy que no sólo le gustará a tu hijo porque estará entretenido sino a ti también porque «no perderá clases»

¿Cómo mejorar la lectoescritura en niños de 6 a 12 años?

Primaria es un paso muy importante en el desarrollo de tu hijo, sobre todo desde el punto de vista de la lectura y la escritura, sin embargo con el paso del tiempo el interés por estas dos habilidades se va perdiendo y luego es cuando surgen problemas más adelante. Se puede trabajar de muchas formas, pero en Ayudarte vemos que cualquier oportunidad es única para ayudar a reforzar contenidos y  mejorar en su lenguaje. Por eso, te proponemos una serie de juegos que trabajan aspectos que nos parecen esenciales de una forma entretenida y que puedes adaptar fácilmente al nivel que tenga.

 

Para mejorar la lectoescritura:

 

  • Palabras encadenadas: Lo bueno de este juego es que puedes aumentar la dificultad conforme van creciendo. Empieza porque digan palabras que comiencen por la primera letra de una palabra y aumenta el nivel haciéndolo que sea con la última sílaba.

ayudarte estudio psicologia gijon

  • Frases con matrículas: Este juego está pensado especialmente para cuando nos encontremos en un atasco o en una retención. Consiste en fijarse en las matrículas de los coches que tenemos alrededor.Con las letras de las matrículas hay que construir frases divertidas, da igual si no son realistas. Por ejemplo, con la matrícula FSC podemos formar la frase “Fernando Sabe Cacarear”.

 

  • Nada de sí, nada de no: Se trata de hacer preguntas y el resto de jugadores tienen prohibido responder con un sí o un no. Por ejemplo, ¿te gusta ir al cine? En ese caso, deben responder con frases como “me encanta ir al cine2, pero no pueden decir “Si”.La pregunta: “¿quieres ir a la playa?” no se puede responder con un sí, sino con una frase del estilo: “por supuesto que quiero”. El que consiga responder a más preguntas de forma correcta gana. Este juego es una adaptación del juego Ni sí ni no del que os habíamos hablado en el que hay 900 preguntas de ese estilo.

 

  • ayudarte estudio psicologia gijonDe la habana ha venido un barco de… : Encontramos en este juego infinidad de opciones y aunque ya hemos hablado de este juego en niños más pequeños, nos gusta recordarte que puedes adaptarlo para primaria empleando los contenidos que tiene que estudiar durante el curso. Por ejemplo, prefijos, comunidades autónomas, capitales, clasificación de animales en función de vertabrados e invertebrados, partes de una célula, climas…

 

Habilidad matemática

 

Par o impar, múltiplo de 3 o de 6. Es un juego que ayudará a afianzar aspectos matemáticos y la clave para descubrir si es par vs impar, si es múltiplo o no de algo te lo dirán el último o los dos últimos números de la matrícula de los coches que veas. De esta forma puedes conseguir que los más mayores se involucren y consiga puntos, cada uno a su nivel. Para que el juego no se haga muy monótono fija una puntuación máxima para uno y para otro si tienen diferente edad.

 

En el caso de que además puedas estar en un tiempo parado durante mucho tiempo: aeropuerto, avión… y tengas más movilidad. Puedes incluso llevar contigo un kit de sorpresas, dónde en función del tiempo que haya puedas plantear una serie de recompensas por la espera. No hay nada que más guste a los niños que tener recompensas por algo que les cuesta mucho como puede ser mantener en silencio o sentados durante varias horas. Preparar este contenido te llevará un tiempo, pero la sonrisa de tu hijo será una gran recompensar. Las sorpresas que puedes incluir pueden ser sencillas: desde lápiz y papel para que escriba o dibuje, un tentempié que le guste, pasatiempos de bolsillo… Nunca sabrá que sorpresa le espera cada «X» tiempo y eso es lo que realmente resultará tan emocionante porque hasta que no supere la sorpresa, no podrá descubrir cuál es la siguiente.

 

¿Y  a ti que se te ocurre para ayudar a pasar un rato entretenido en los viajes? Comparte tus secretos en la sección de comentarios, nos encantará conocer tu experiencia.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies. Si continua navegando dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y de nuestra política de cookies, pinche el enlace para más información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Traducir »