logo

5 dificultades en las que la Terapia Miofuncional (TMF) es la mejor opción

¿Tu hijo/a respira por la boca y pronuncia mal algún sonido?, ¿El dentista te ha dicho que traga mal y esto hace que su mordida esté alterada? o ¿Tienes un hijo/a de más de tres años y no eres capaz de quitarle el chupete o el biberón? Hoy estamos aquí para hablarte de la “Terapia Miofuncional”. Un tipo de terapia logopédica, que aunque lleva pocos años ejerciéndose como tal, ha demostrado ser la mejor opción en muchas dificultades y alteraciones  infantiles como las que te hemos mencionado.

Puede que hayas escuchado o leído alguna vez su nombre, sobre todo en nuestros artículos ya que somos especialistas en esta terapia, o por el contrario, que desconozcas de qué se trata. Ya de por sí su nombre es un poco raro, pero si lo analizamos nos da pistas para saber a qué se refiere.  “Mio”procede de muscular y “Funcional”de funciones que realizan nuestros músculos, huesos y órganos. Por lo tanto es una disciplina o terapia dentro de la logopedia, que se encarga de corregir problemas en la musculatura de cabeza y cuello, en sus estructuras como pueden ser las oclusiones dentales o en sus funciones como pueden ser la respiración, la succión, la masticación, la deglución o el habla.

 

Y te preguntarás ¿Por qué esta terapia y no otras? Pues bien principalmente por dos razones, la primera el amparo científico, estudios realizados y resultados obtenidos tras sus técnicas de intervención. Y segundo se trata de una terapia con tratamientos rápidos de buena evolución y resultados favorables a corto plazo. Razones que evidenciamos día a día en nuestro estudio.

 

¿Y en qué consiste?Esta terapia se aplica a través de maniobras y/o ejercicios musculares y funcionales, que debe realizar el niño/a o el logopeda sobre sus músculos y estructuras. En ocasiones incluso se utilizan diferentes instrumentos o materiales como el vendaje neuromuscular para obtener mejores resultados.

Te preguntarás como puede ayudar esta terapia a tu hijo o hija, por ello te contamos  las 5 dificultades o alteraciones más habituales en niños y niñas en las que la Terapia Miofuncional es la mejor opción.

ayudarte estudio psicologia

  1. Deglución atípica o adaptada:como su propio nombre indica es una deglución o acto de tragar alterado, donde la lengua se coloca en una posición errónea, entre los dientes, empujándolos y ejerciendo fuerza sobre ellos, alterando su forma y correcto desarrollo. Este tipo de deglución da lugar a las famosas mordidas abiertas, que son aquellas malformaciones dentales en las que al cerrar la boca no existe contacto entre las piezas dentales superiores e inferiores. Este tipo de alteración es la más habitual en nuestro servicio de logopedia especializado en TMF. Los odontólogos y ortodoncistas nos derivan estos casos para trabajar el correcto posicionamiento de la lengua antes de poner una ortodoncia, porque aunque se coloque la ortodoncia si no se corrige la posición lingual, la mordida abierta puede volver a aparecer con posterioridad.

 

  1. Respiración oral: desde siempre nos han dicho que la forma correcta de respirar es por la nariz. Pero si nuestro hijo o hija lo hace por la boca ¿Qué tipo de consecuencias  puede tener? Este es el caso del Síndrome del Respirador Oral, y corresponde a aquellos niños y niñas que respiran continuamente por la boca. Esto conlleva a que se produzcan alteraciones estructurales en el paladar, en la oclusión dental y en el posicionamiento de la lengua, afectando incluso de forma estética al rostro. Paralelamente se pueden producir afectaciones en el sueño y descanso de nuestro hijo/a  provocando alteraciones en su conducta. Es un problema al que no se le da la importancia debida y que a la larga puede causar serias consecuencias. Por ello la TMF ha resultado ser eficaz ayudando al niño/a a adoptar un correcto patrón respiratorio y evitando así estas posibles consecuencias.

 

  1. ayudarte estudio psicologia gijonHábitos nocivos como el uso prolongado del chupete o chupar el dedo: siempre estamos recordando la importancia de no alargar el uso del chupete o de chupar el dedo o una manta infantil. No estamos en contra del chupete, estamos en contra de su uso indebido a largo plazo, ya que si se prolonga en el tiempo, podemos provocar alteraciones en las estructuras de la boca (paladar, dientes, lengua, labios…) provocando la mencionada mordida abierta, que a la larga puede ocasionar también alteraciones en la articulación de algún determinado sonido en el habla como la /s/ o la /r/.  Por ello recuerda, cuando tu hijo hija comience a hablar, en torno al año y medio, debes realizar la retirada del chupete o hábito de succión.

 

  1. Disfagia infantil: la disfagia es la dificultad para deglutir o tragar, es decir, significa que nuestro hijo/a tiene dificultades para movilizar de una forma adecuada y segura los líquidos y/o sólidos de la boca al estómago. Esto puede ser debido a una alteración en alguna estructura que participe en el proceso de la deglución, a alguna lesión neurológica, como por ejemplo una parálisis cerebral, o a algún trastorno conductual o sensorial , por ejemplo niños que han sido privados de una alimentación por vía oral y se han alimentado durante un largo periodo por sonda. En estos casos la TMF ha dado muy buen resultado garantizando una alimentación segura, de hecho ya te habíamos comentado que el logopeda puede intervenir en dificultades con la comida.

                                                                                                                                                                                             

  1. Fisuras labiopalatinas: más conocidas como labio leporino, es una alteración estructural adquirida en el desarrollo embrionario, durante el cual se produce una falta de fusión entre diferentes estructuras orofaciales afectando  al labio, paladar y suelo de las fosas nasales. Estas fisuras pueden provocar dificultades en la alimentación, problemas dentales y sobretodo problemas en la articulación de determinados sonidos /p/, /k/, /t/… Su tratamiento conlleva un trabajo interdisciplinar entre diferentes profesionales, como son el otorrino, el médico maxilofacial, el odontólogo y el logopeda. En esta alteración la TMF mejora el equilibrio muscular orofacial , lo que conlleva una mejora en la alimentación y en el habla.

 

Estas son las 5 dificultades o alteraciones que más comúnmente trabajamos en nuestro estudio, pero sin duda la TMF tiene otras muchas ventajas en otro tipo de patologías. No te quedes con la duda y pregúntanos, somos especialistas en asesorarte y darte la mejor información.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies. Si continua navegando dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y de nuestra política de cookies, pinche el enlace para más información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Traducir »