logo

5 Mitos y verdades sobre el Trastorno Específico del Lenguaje (T.E.L)

T.E.L. ¿Te suenas estas siglas? quizás nunca hayas oído hablar de ellas, o por el contrario alguien de tu entorno tengan este trastorno.  El T.E.L es el Trastorno Específico del Lenguaje, que afecta a diferentes niveles del lenguaje, tanto en la forma expresiva como en la comprensiva.

Los niños y niñas afectados por este trastorno tienen graves dificultades para adquirir el lenguaje, desarrollarlo e incluso usarlo a la hora de comunicarse con los demás. Se le pone el apellido de “Específico” porque estas dificultades no se explican por una alteración neurológica, física o sensorial.

Aunque se ha avanzado mucho en su investigación y sensibilización, aún es desconocido para muchos profesionales o familiares,  provocando que sobre este trastorno sobrevuelen diferentes mitos. Por ello con Motivo del Día Internacional del T.E.L que se celebra el 30 de Septiembre, queremos desmontaros algunos falsos mitos y verificar otros que escuchamos en nuestro día a día.

trastorno específico del lenguaje ayudarte estudio psicología gijon

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Mito 1: “No habla pero comprende todo lo que le digo, así que no existe problema”

La comprensión en un niño/a con T.E.L puede no encontrarse afectada o hacerlo a diferentes niveles. Así existen niños/as con T.E.L que no comprenden instrucciones verbales del tipo “Tira el papel a la papelera”, otros que no llegan a comprender o seguir una conversación de forma fluida  y otros simplemente no comprenden frases hechas o ironías.

La comprensión no es una dicotomía entre comprender o no comprender, es mucho más que eso, existen diferentes niveles de comprensión que se pueden ver afectados aunque no nos demos cuenta.

 

trastorno específico del lenguaje ayudarte estudio psicologia gijonMito 2: “El niño/a aún es pequeño para realizar tratamiento”

¿Muy pequeño para qué? ¿Para empezar a estimular? El desarrollo del lenguaje no se inicia cuando el niño empieza a hablar, sino que se inicia mucho antes, ya en el útero materno escuchando la voz de su madre. Antes de empezar a hablar existe una interacción comunicativa, una mirada social, una intención de comunicarse a través del gesto o del simple hecho de señalar cosas, todo esto antecede a la producción de sus primeras palabras.

Entorno a los 24 meses ya pueden aparecer  las primeras señales de alarma ante un trastorno o un simple retraso, por ello la prevención es nuestra aliada y no debemos  esperar a que sea demasiado tarde. El cerebro del niño tiene una gran plasticidad durante los tres primeros años de vida, por ello es importante la labor de detectar y comenzar a intervenir  antes de los 3 años.

 

Mito 3:Mi hijo/a tiene problemas de conducta debido al TEL”

Uno de los problemas que antes despunta en los niños/as con T.E.L son los problemas de conducta, suelen tener frecuentes rabietas. Esto no significa que tu hijo/a tenga un trastorno de la conducta, sino que es su forma de comunicarse y expresar su frustración al sentirse incomprendido. Estas tempranas rabietas también pueden ser consecuencia de una dificultad en la comprensión, al no entender porque no se puede realizar una acción u obtener un objeto deseado. Esta conducta y frustración pueden prolongarse en la infancia y la adolescencia, ya que el trastorno del lenguaje impacta sobre el desarrollo de relaciones íntimas y de amistad.

 

trastorno específico del lenguaje ayudarte estudio psicologia gijonMito 4: “Una vez que empiece a hablar ya estará curado”

Sólo se curan las enfermedades, y por supuesto que cuando hablamos del T.E.L no hablamos de una enfermedad, sino de un trastorno duradero que acompañará al niño/a durante todo su desarrollo. Cuando hablamos del lenguaje podemos imaginarnos un iceberg en el que sólo se ve la punta, pero bajo las aguas guarda una dimensión mayor que la de su superficie. Así es el lenguaje,  no nos podemos quedar únicamente con la capacidad de “hablar”, en sus profundidades se encuentran procesos y áreas más desconocidas pero no por ello menos importantes, como la planificación, los procesos para elaborar oraciones o conversaciones, el uso del lenguaje en diferentes contextos, la comprensión elaborada dentro de una conversación, la evocación de palabras…

Por lo tanto comenzar a hablar es el primer hito más esperado, pero tras este aún quedan muchos por conseguir, a medida que avance su desarrollo aparecerán más demandas y necesidades relacionadas con el lenguaje, ya sea comenzar a leer, comenzar a escribir, comenzar a relacionarse socialmente con los amigos o iniciar la búsqueda de empleo.

 

Mito 5: “El TEL puede causar dificultades académicas y de aprendizaje”

Como ya hemos escrito con anterioridad el lenguaje lo es todo, el habla, la lectura y la escritura siempre van de la mano. Un niño con dificultades para organizar los sonidos dentro de las palabras que produce, presentará dificultad para ensamblarlos en forma de letras o para dotar de significado lo que está leyendo. Por ello muchos niños y niñas con T.E.L suelen tener dificultades para inferir información que no está de forma explícita en los textos, para seguir y realizar diferentes instrucciones de un enunciado o incluso para relacionar conceptos entre sí.

 

Ahora te toca a ti, ¿Conocías alguno de estos mitos? Si aún te has quedado con alguna duda, no recurras a ellos, déjanos un mensaje y te resolveremos cualquier pregunta.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies. Si continua navegando dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y de nuestra política de cookies, pinche el enlace para más información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Traducir »