logo

5 consejos logopédicos a seguir si tu hijo está «ronco»

¿Tu hijo siempre se queda sin voz cuando viene de jugar en el parque? ¿Se va a una excursión y a la vuelta viene ronco? La ronquera, o estar ronco, es la expresión popular que se utiliza para referirse a la disfonía. También se suele utilizar la expresión “estar afónico”, pero ojo, no debemos confundirnos, la afonía y la disfonía son dos cosas diferentes.

ayudarte estudio psicologia gijonLa afonía es la pérdida total de la voz y la disfonía es la pérdida de las cualidades de la voz, es decir, cuando estamos disfónicos estamos “roncos”. Ambas pueden deberse a un proceso vírico o infeccioso, a un sobreabuso de la voz o a un mal uso de la misma.

La disfonía infantil en niños es muy común, los niños suelen chillar y gritar de forma frecuente. Estos chillidos afectan de forma directa a sus cuerdas vocales y en la calidad de su voz. ¿Y qué puedes hacer como madre o padre si tu hijo tiene este problema? Dado que el próximo 16 de Abril es el Día Mundial de la Voz, nuestra logopeda Alba ha decidido darte 4 consejos que podéis seguir para empezar a atajar este problema.

ayudarte estudio psicologia gijon

  1. Hidratarse: beber agua de manera frecuente es muy importante para la voz. La mucosa de nuestras cuerdas vocales necesita estar siempre hidratada y libre de moco. El agua y sobretodo natural (del tiempo) es la mejor opción, ya que el agua muy fría también puede irritar sus cuerdas vocales.

 

  1. Respiración: realizar una correcta respiración es la base para que la voz y las cuerdas vocales de tu hijo no sufran ningún trastorno. Es importante que:

 ayudarte estudio psicologia

  • Respire bien por la nariz, ya que así el aire se filtrará, humidificará y calentará. Por ello, realizar lavados nasales es de suma importancia. Además, es importante que realice una correcta respiración costo-diafragmática, en la que utilice el diafragma para respirar y no otros músculos, localizados a nivel de hombros y cuello, que lo único que harán será realizar tensiones innecesarias.

 

  • No agote el aire al hablar, por ello recuérdale que realice pausas y tome aire.

 

  1. No forzar la voz: aquí nos referimos tanto a gritar, como a cuchichear. Sí, como lo lees, el cuchicheo también es contraproducente para nuestra voz, pues generamos tensión y la forzamos. Así que lo mejor es que como padre, madre o familiar, prediques con el ejemplo y antes de gritar, te acerques a él para hablar. Además del grito o el cuchicheo, otra acción que lleva a forzar la voz, es cuando tu hijo juega a imitar otras voces durante un tiempo prolongado. Está bien divertirse un rato, pero durante un largo periodo, este juego puede afectar a su voz.

 

  1. Descanso: es importante que tu hijo duerma las horas necesarias, ello le ayudará a estar menos irritable y a reparar el cuerpo y su voz. Si tu hijo tiene problemas de sueño, consulta con el otorrino para que le examine las amígdalas o vegetaciones, muchas veces pueden ser la causa, por dificultar una correcta respiración nocturna.

 

  1. Acude a un especialista: este es el mejor consejo que te podemos dar. Si los problemas de voz de tu hijo persisten, es importante que acudas a un Otorrino, este especialista valorará el estado de las estructuras que intervienen en la producción de la voz (cuerdas vocales, laringe, faringe, amígdalas,etc) y os derivará a otro especialista, como es el logopeda, para solucionar el problema.

No esperes a que tu hijo se quede sin voz, consúltanos tus dudas y te ayudaremos.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies. Si continua navegando dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y de nuestra política de cookies, pinche el enlace para más información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Traducir »