logo

Ayuda a tu hij@ y a ti a afrontar los nervios

¿Nunca has tenido la sensación de quedarte sin respiración? ¿o que el corazón te lata tan deprisa que se te va a salir del pecho? Estas sensaciones son muy familiares para los/as niños/as que sufren ansiedad. Conforme vamos creciendo las emociones se van volviendo cada vez más complejas y difíciles de gestionar. Es complicado enseñar algo que tú como adulto tampoco controlas muy bien en muchos momentos, sin embargo, si quieres que tu hijo tenga un buen bienestar psicológico es fundamental que aprenda a reconocerla y a manejarla cuando la está sintiendo. La clave está en dedicarnos algo de tiempo para reflexionar con nuestros hijos sobre qué sienten y cuál es la intensidad de dicha emoción. En el estudio, nos gusta medir nuestras emociones porque según la intensidad realizaremos un comportamiento u otro.

 

Aunque vamos a empezar por el principio, ¿qué es la ansiedad o lo que comúnmente llamamos nervios? La ansiedad es una emoción que se genera al anticipar las consecuencias y los posibles resultados negativos en una situación. Por ejemplo: hacer el examen, ya que en ese momento se generan miedos como sentirse fracasado al no sacar la suficiente nota o desarrollar baja autoestima “soy tont@” o un “inútil” o miedo a suspender. Esto que parece complejo, en realidad es sencillo: Una situación (por ejemplo, un examen) origina una serie de cambios a nivel mental (pensamientos), emocional y físico (señales físicas como dolor de barriga).

 

nervios ayudarte estudio psicologia gijon

El primer paso para ayudar a que tu hijo reduzca o gestione de una forma más positiva la ansiedad es detectar cuáles son las situaciones que desencadenan la ansiedad de tu hijo/a y no conformarse sólo con la generalidad. Por ejemplo, de los exámenes. Tu hijo puede ponerse nervioso días o momentos antes del examen por infinidad de razones que ya te comentamos en anteriores artículos. Por citarte algunas podrían ser por ser perfeccionista, tener baja autoestima o no se siente preparado para realizar el examen porque se juega mucho en el examen: suspender o repetir curso porque es su última oportunidad. Tanto tu hijo como tú es importante que os comuniquéis y lleguéis a una conclusión sobre lo que siente y los pensamientos que tenga para poder encontrar una solución ajustada a su problema.

 

► Pasos para combatir la ansiedad:

  • Detecta las señales de la ansiedad, en cada persona es distinto, pero cuando una persona experimenta una situación va unida a una emoción y esa emoción desencadena una serie de respuestas en tu cuerpo. Por ejemplo, hay personas que cuando sienten vergüenza se ponen colorados. En el caso de la ansiedad, tu cuerpo está en tensión, te duele la cabeza o sientes molestias en el estómago (y no es porque algo te haya sentado mal) o el corazón te late a toda velocidad….

nervios ayudarte estudio psicologia gijon

  • Aprende a gestionar la ansiedad (quizás necesiten la ayuda de un especialista). En muchas ocasiones, no encontramos con que nuestras emociones nos desbordan o perdemos el control y esos momentos la respuesta que tengamos es decisiva.

 

Las estrategias que empleamos se pueden dividir en aquellas que nos ayudan a solucionar el problema y aquellas que sólo van a empeorar dicho problema o incluso van a traer consigo otra serie de problemas.

 

Combatir la ansiedad de forma incorrecta:

Una forma errónea de combatir cuando sentimos ansiedad es a través de la comida (bien no comiendo o comiendo en exceso), tratamos de evitar o rehuir la situación, transformamos nuestra ansiedad en ira y la descargamos sobre los demás, nos preocupamos de forma excesiva y hace que evitemos actividades que antes nos hacían sentir bien o incluso nos aislemos del resto del mundo. Todo eso, lejos de ayudar puede desembocar en problemas alimenticios, falta de sueño, conflictos con la familia y amigos y aislamiento social. Una mala gestión de la ansiedad hace que te sientas inútil y desamparado.

 

► Tu hij@ o tú no eres la única persona que siente ansiedad y es importante que te pongas en su piel y sepas qué se puede hacer para combatir la ansiedad de forma correcta. Para ello, es necesario:

 

    • Pararte a pensar en esos pensamientos que te vienen de forma atropellada (bien seas tú o tu hijo) y modificar esos pensamientos con otros alternativos más realistas y positivos. ¿Qué te sirve más pensar que eres un fracasad@ o cómo puedes evitar suspender la próxima vez para no pasarlo mal? La ansiedad no llega de repente, pese lo que todos piensan. Viene sigilosa y se va apoderando de ti poco a poco. Empieza en tus pensamientos, aunque no seas consciente ni de que piensas, siempre piensas en algo. Por eso, es importante escribir en un papel todos esos pensamientos sin que tengas ningún filtro de si son racionales o no lo son. No te censures ni censures a tu hij@, sólo escribir.

 

    • Planificación: En ocasiones, la ansiedad aparece cuando pensamos en la multitud de tareas que tenemos pendientes y en las que pensamos que no nos dará tiempo a terminar. A todos nos gusta que haya días de 36 horas, pero probablemente si los hubiera los querrías de 72. El tiempo se expande cuanto más lo tenemos hasta ocuparlo todo. Por eso, es importante tener una rutina y organizarnos correctamente y así reducir la ansiedad. En cuanto al estudio, si quieres que tu hij@ no se quede en blanco, lo mejor es que utilice técnicas de estudio y aprenda a organizarse mejor. Puede que pienses que a su edad pocas preocupaciones puede tener, pero si te paras a reflexionar sobre ello te darás cuenta de la cantidad de horas que pasa en el colegio, las extraescolares, los deberes… y el poco tiempo que tiene para hacer las actividades que verdaderamente le hacen desconectar.

nervios ayudarte estudio psicologia gijon

    • Afronta los problemas hablando sobre cómo os sentís: A veces sentimos que somos pesad@s por repetir como nos sentimos o que tu hijo no debería saber de ti que tienes sentimientos negativos porque te hace más débil o por no querer preocuparles, pero ellos lo intuyen y lo saben, así lo mejor es hablar de sentimientos. La mejor técnica para superar tu ansiedad es decirlo y compartirlo con las personas que te rodean. No te aísles ni dejes que tu hij@ lo haga, en lugar de eso, conecta con las personas que están a tu alrededor y cuentales eso que te agobia para que de esa forma ellos también puedan hacerlo. No hay problema insignificante, ya que con el tiempo se acaban haciendo grandes.

 

    • Cuídate y cuídale: Parece que suena a tópico, pero obsesionarte con algo no te va a permitir liberarte de ello.  Aunque sientas que no hay tiempo en tu día a día o que tu hij@ tampoco lo tiene hay 3 cosas básicas que debes hacer sin que el reloj interfiera: respeta sus horas de sueño, no debe saltarse ninguna comida pero tampoco que pique entre horas cuando sientas ansiedad) y moveros. La actividad y el deporte ayudan a despejar tu mente y liberan hormonas naturalmente que van a ayudar a estar más tranquil@. Confía en tu organismo 😉

Ahora nos encantaría saber tu opinión ¿cómo afrontas la ansiedad? ¿eres de las que tienes estrategias correctas o incorrectas? cómo es el estilo de vida de tu hij@? ¿crees que el ritmo de vida que lleva tu hijo favorece el aumento de ansiedad en los niñ@s?



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies. Si continua navegando dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y de nuestra política de cookies, pinche el enlace para más información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Traducir »